publicidad
Cesped artificial
Publicidad en Murcia.com
publicidad
buscar

Publicidad
Región 05/05/2009

Viaje solidario a Burkina Faso

Fuente: Fotos: Club senderista de Totana

A mediados del pasado mes de Abril concluyó el viaje solidario que el club senderista de Totana, y la Asociación Deportiva Andaya de Puerto Lumbreras habían organizado a Burkina Faso.

Burkina, esta clasificado por la ONU, como uno de los 5 países más pobres del mundo, esta situado al Oeste de Africa, al Norte del Golfo de Guinea, entre Malí y Niger.

Los 7 participantes de este viaje solidario llegaron el pasado 4 de Abril a su capital Ouagadougou, quedando sorprendidos desde un primer momento por el aspecto de una ciudad sin apenas iluminación, con calles sin asfaltar, por el gran número de personas que vagaban por la calles con la apariencia de no tener un lugar donde pernoctar y por los 37 grados de temperatura con la que el país los recibió sin duda alguna una muy calida acogida.

Tras vivir situaciones bastante habituales en estas latitudes, como fueron la perdida de 5 maletas, la retención de todos los pasaportes en el aeropuerto durante 3 días, o aspectos curiosos como taxis que solo repostaban 1 litro de gasoil u hoteles en los que por supuesto el aire acondicionado era un mero objeto de decoración, en habitaciones donde en su interior se alcanzaban los 35 grados, los componentes de estos clubes deportivos, pasaron a visitar la Región de Banfora, la más sur occidental del país, frontera con Costa de Marfil, la zona más húmeda del país, donde se encuentra las únicas explotaciones intensivas de agricultura, algodón y caña de azúcar, propiedad de empresas de capital suizo, donde sus trabajadores cobran algo menos de 3 euros al día por 10 horas de trabajo. Aunque al oír lo que cobran estos asalariados se podría pensar que el nivel de vida es sustancialmente más bajo que en España, sorprende ver como el litro de gasoil cuesta 1,20 euros, que el metro de agua mejorada, que no potable, cuesta casi 2 euros, o que el precio de todas las medicinas es superior al que tenemos en nuestro país. En estás latitudes sur occidentales se pueden encontrar paisajes de ensueño con bosques de mangos y caobas que se pierden en el cielo por su altura y lagos rodeados de palmeras donde habitan hipopótamos en plena libertad sin apenas presión de visitantes extranjeros.

Después, se visitó Bobo, 2ª ciudad más importante de este país de 11 millones de habitantes, está ciudad, capital de la Región del mismo nombre donde reside el pueblo Bobo, pueblo de los que llevan a Gala ser de los pocos que no fueron invadidos en siglos pasados por el gran reino Mossi, destaca de esta ciudad su barrio antiguo y su Mezquita del Siglo XI, una de las más antiguas de África y de una arquitectura realmente curiosa y espectacular.

Tras regresar a la capital, en días posteriores se viajó hasta la Región de Kaya, al Noreste del País una Región próxima a Niger y última frontera antes de entrar en los dominios del desierto del Sahara, las temperaturas llegaron a alcanzar en estos días los 50 grados diurnos no bajando en ningún momento a bajar de los 32 grados durante la noche.

En esta región llegamos hasta la población de Balsargo donde compartimos tanto unas inolvidables jornadas como una semana Santa muy diferente junto al Padre Eugenio, misionero de Valladolid, perteneciente a la congregación de los Padres Blancos.

Las actividades solidarias de este viaje se inició en la ciudad de Bobo, donde, se contacto con una ONG local llamada Jed Burkina, esta ONG, compuesta por 25 jóvenes en este país y otros grupos similares en otros países de África Occidental, realizaban voluntariamente actividades de prevención de transmisión de SIDA, en barrios y aldeas de la Región y en Institutos de enseñanza de 2º grado. Por otro lado realizaban labores de apoyo y recuperación a los alumnos que en la escuela pública no conseguían aprobar sus asignaturas en el curso ordinario; también realizaban actividades medioambientales de recuperación de flora autóctona y campañas de limpieza de bolsas de plásticos; que en un país donde no existe la recogida de residuos sólidos se convierte en un grave problema medioambiental.

En esta misma ciudad se visitó una escuela pública donde se donó gran cantidad de material escolar y deportivo. Fue sorprendente para todos la penosa situación de la educación pública de este país: En concreto en la escuela de SIA, en Bobo, en las aulas había entre 90 y 131 alumnos por aula, en los pupitres dobles se sentaban 4 niños y en algunas clases en los pasillos colocaban tablones de madera para los que no cogían en los pupitres se sentaran en algún sitio. Los niños carecían de cualquier material escolar, solo un cuaderno pizarra de 1 página y un trozo de tiza para cada 4 alumnos. Tanto la iluminación como la ventilación eran verdaderamente las condiciones ideales para que este sea el país sea donde más casos de meningitis se dan. El presidente de la Asociación de Padres de Alumnos comentaba que era el APA de cada colegio la que se debía de encargar del mantenimiento del centro, que los niños debían pagar 5 euros al año, y que solo el 45% de la población estaba escolarizada en los estudios primarios, sobre todo porque más de la mitad de la población no disponía de 5 euros al año para la escolarización de su hijo y menos de su hija, ya que la tasa de analfabetismo en las mujeres supera el 92% en Burkina Faso. A parte de la donación de material deportivo se colaboró económicamente con el APA de este colegio público.

La aportación solidaria de este viaje, prosiguió en días sucesivos en la capital del país, donde se visito a otro sacerdote español perteneciente a los hermanos de Lasalle, que tenían una escuela y un instituto privado, donde las condiciones de los niños era sustancialmente mejor que los de la escuela pública. El padre Salvador acompaño a los múrcianos hasta la sede de 2 asociaciones de viudas burkinanas, mujeres que perdieron toda forma de mantener a su familia tras la muerte de sus maridos, y que apoyadas por algunas asociaciones españolas, han emprendido un programa de autoempleo que las está sacando del más profundo pozo de la pobreza. También se colaboró económicamente con estas 2 asociaciones altruistas con las que se tuvo contacto.

Por último en la Aldea de Balsargo en la Región de Kaya, donde hasta el mismo misionero español reconocía que era un agujero perdido en el mundo, donde solo había recibido una visita de familiares españoles en 27 años de estancia, donde a los únicos blancos que seguramente han visto en su vida sean a estos sacerdotes, que ofrecen toda su salud y su vida para una acción desinteresada en post de la promoción social y la catequización, de los hombres y mujeres de burkina, hasta esta recóndita aldea llevaron los senderista totaneros y lumbrenses una pizca de ayuda.

El total de las aportaciones de este viaje a las diversas organizaciones que se visitaron ascendió a 6200 euros y 50 kilos de material escolar, aportación de personas e instituciones que desinteresadamente han colaborado en Totana, Alhama y Puerto Lumbreras.

Sin duda el potencial más grande que tiene este país es de la paz social que están disfrutando desde hace siglos y de su buena gente, tan buena que hasta las guías de viaje se atreven a decir, que los turistas pueden pasear por la capital a cualquier hora del día y de la noche, tan buena gente que tanto nuestro chofer como el Padre Eugenio se dejaban los coches abiertos y las llaves puestas en cualquier sitio con la plena seguridad de que nada iba a pasar; en algunas cosas como estás, como en la educación de sus habitantes, como en la sonrisa permanente que a pesar de sus duras condiciones de vida tienen en su cara, y un sin fin de detalles más hacían a veces creer a estos viajeros solidarios que burkina no solo no esta en este nuestro continente, sino que parecía que era un país que no estaba en este planeta.

El próximo jueves 14 de Mayo, en el Salón de Actos del centro socio-cultural "La Cárcel" de Totana, tendrá lugar una explicación más pormenorizada del viaje, con la proyección de fotos y una invitación a las AMPAS de los colegios de Totana, para la posible realización de un proyecto de colaboración con la escuela pública de algún pueblo de Burkina Faso.

Club senderista de Totana

Galería de imágenes

Pulsa sobre las fotos para verlas a mayor tamaño.
Fotos: Club senderista de Totana
Prohibida la reproducción total o parcial sin el consentimiento del autor. 
  • Burkina Faso - 1
  • Burkina Faso - 2
  • Burkina Faso - 3
  • Burkina Faso - 4
  • Burkina Faso - 5
  • Burkina Faso - 6
  • Burkina Faso - 7
  • Burkina Faso - 8
  • Burkina Faso - 9
  • Burkina Faso - 10
  • Burkina Faso - 11
  • Burkina Faso - 12
  • Burkina Faso - 13
  • Burkina Faso - 14
  • Burkina Faso - 15
  • Burkina Faso - 16
  • Burkina Faso - 17
  • Burkina Faso - 18
  • Burkina Faso - 19
  • Burkina Faso - 20
  • Burkina Faso - 21
  • Burkina Faso - 22
  • Burkina Faso - 23
  • Burkina Faso - 24
  • Burkina Faso - 25
  • Burkina Faso - 26
  • Burkina Faso - 27
  • Burkina Faso - 28
  • Burkina Faso - 29
  • Burkina Faso - 30
  • Burkina Faso - 31
  • Burkina Faso - 32
  • Burkina Faso - 33
  • Burkina Faso - 34
  • Burkina Faso - 35
  • Burkina Faso - 36

Guía de empresas de la Región de Murcia

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información