Asamblea sobre la instalación de Huertos solares

Fuente:

Asamblea sobre la instalación de Huertos solares El pasado viernes, 18 de noviembre, a las 22 horas, se celebró en el Centro Cívico de El Algar, una asamblea informativa extraordinaria, convocada por la Asociación de Vecinos de El Algar, dirigida a todo el pueblo y cuyo único punto del orden del día era "la instalación de Huertos solares en nuestra diputación".

La mesa informativa estaba constituida por: D. Pedro Díaz , vicepresidente de la Federación de las asociaciones de vecinos (FAVCAC), D. Ramón Pagán, miembro del Pacto por el Mar Menor en representación de ACCOIF, D. Francisco Conesa en representación de la Asociación de Vecinos de Las Matildes, D. Antonio Vidal, representante de, igualmente, de la Federación, y D. Pedro García como Presidente de la Asociación de Vecinos de El Algar.

En primer lugar, D. Pedro García, presidente de la Asociación de Vecinos de El Algar, presentó el plano de ubicación de las plantas solares que están proyectadas, y que se hayan hecho públicas hasta ahora, por la empresa SOLTEC, en terrenos propiedad de grandes empresas de la zona, cuyos nombres todos conocemos.

El Presidente de la Asociación de Vecinos de El Algar manifestó su oposición a la instalación de placas en los terrenos que bajan desde Las Matildes hasta el camino del Monasterio de San Ginés de la Jara, junto a la urbanización de Los Jarales, pero no descartando la posibilidad que se pudieran realizar las instalaciones en los otros puntos expuestos, aunque manifestó que actuaría según decidiera el pueblo, y que para eso había sido convocado.

Entre unas y otras instalaciones, son se rodea el pueblo de El Algar con el malestar propio de los vecinos a los cuales no se les había informado ni consultado previamente, por parte municipal, para poder adoptar decisiones en un tema tan importante y sensible para el pueblo. Se negocia sobre El Algar a espaldas de El Algar.

La empresa SOLTEC, en contacto con la Asociación de Vecinos de El Algar, ha ofrecido condiciones ventajosas para el pueblo a cambio de consolidar su proyecto, entendiendo, por nuestra parte, que sí son muchas las ventajas….pero para SOLTEC, intermediarios y las empresas que han puesto su terreno a disposición, NO PARA EL PUEBLO, ya que el pueblo de El Algar quedaría anulado en cuanto su desarrollo urbano, paisajístico, cultural y medioambiental. La identidad del pueblo de El Algar quedaría anulada por un camuflado desarrollo sostenible.

El vicepresidente de FAVCAC expuso que se debe desarrollar previamente el Plan de Ordenación Urbana y que actuaría según le pidiera la Asociación de Vecinos de El Algar.

¿Cómo se va a desarrollar un Plan de Ordenación Urbana si tropiezas con un cordón de plantas fotovoltaicas limitando al pueblo? Sencillamente, no tienes opción.

Asimismo, Ramón Navia, ingeniero agrónomo, miembro de ACCOIF, avisó que los terrenos ocupados por plantas solares se pueden subarrendar sin limitación alguna, por lo cual las responsabilidades sobre las actuaciones se diluyen y los problemas solo los padecería El Algar sin tener a quien recurrir.

Se dió la palabra a los vecinos allí presentes. Ninguno de ellos se manifestó a favor de dichas instalaciones, Un 95% se manifestó con un No ROTUNDO y un 5% aproximadamente votó a favor de una instalación ordenada. Los vecinos propusieron que las instalaran en polígonos industriales, en nuestras casas o en lugares alejados sin productividad ni impacto medioambiental, pero eso no es rentable para la empresa y no accede a ello. O sea que lo que importa es la rentabilidad de las grandes empresas pero no los vecinos.

Se concluyó en que el Presidente de la FAVCAC solicitaría una moratoria hasta que se desarrolle el Plan de Ordenación Urbana , manifestando, igualmente, que adoptaría las medidas que le dictara la Asociación afiliada.

El Presidente de la Asociación de Vecinos de El Algar también manifestó que la asistencia no era lo suficientemente representativa y que debería consultar de nuevo al pueblo ya que cree que había muchas personas, a favor de las instalaciones, que no estaban presentes.

Se adoptó un acuerdo entre la Asociación de Vecinos de El Algar y la FAVCAC en realizar un tríptico informativo dirigido a los vecinos, aunque hay que remarcar que la empresa SOLTEC ya ha editado uno para buzonear el pueblo explicando las maravillas de dichas instalaciones, con fotografías paradisiacas que no corresponden en absoluto con las instalaciones que se están realizando. Se detecta, claramente, un juego psicológico para captar la voluntad de los vecinos.

Desde ACCOIF, tenemos claro que no queremos instalaciones fotovoltaicas en ninguna zona del Campo de Cartagena y la cuenca vertiente del Mar Menor, hasta que se haga un plan de ordenación territorial de toda la Región de Murcia ajustado a la sensatez.

ACCOIF, integrada por más de cincuenta asociaciones de nuestro territorio, y está unida, a nivel nacional, con muchas plataformas afectadas y apoyaremos a cuantas comunidades lo requieran, por el bien de nuestra comunidad y nuestro país.

A nivel Europeo nos corre prisa el siguiente escrito:

El Reglamento para acelerar el despliegue de las energías renovables no se ajusta al Derecho de la Unión Europea

El 20 y 21 de octubre de 2022, se celebró un Consejo Europeo que trató diversos temas como el conflicto en Ucrania, las infraestructuras críticas, la crisis energética y medidas económicas, y las relaciones exteriores. En sus conclusiones pidió a la Comisión que respecto de la crisis energética presentara "urgentemente" decisiones y propuestas relativas a ciertas medidas adicionales de carácter económico, entre las que incluyó "la agilización de la simplificación de los procedimientos de concesión de permisos con el fin de acelerar el despliegue de las energías renovables y las redes, por ejemplo con medidas de emergencia sobre la base del artículo 122 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE).

Como resultado, el 9 de noviembre de 2022, la Comisión presentó al Consejo de la Unión Europea una propuesta de reglamento para "acelerar el despliegue de las energías renovables" (COM(2022) 591 final 2022/0367), en la que se propone la declaración de interés público superior la planificación y operación de instalaciones renovables y de su conexión a la red y de la propia red y activos de almacenamiento, por lo que permite eliminar la evaluación de impacto ambiental de estos proyectos.

La Fundación Nueva Cultura del Agua y la Plataforma para una Transición Ecológica Justa presentan un informe que realiza un análisis jurídico utilizando el conocimiento científico más reciente disponible sobre el particular.

Este informe concluye que la propuesta de reglamento para "acelerar el despliegue de las energías renovables" presentada el 9 de noviembre de 2022, por la Comisión al Consejo de la Unión Europea no se ajusta al Derecho de la Unión Europea por, al menos las siguientes razones:

Falta de base jurídica, ya que no cabe entender razonablemente que las excepciones ambientales propuestas pueden considerarse incluidas en el concepto de ayuda financiera a los Estados miembros que se recoge en el artículo 122 del TFUE, elegido como fundamento de la propuesta.

Vulnera el principio de no regresión ambiental contenido implícitamente en el objetivo de alcanzar una sostenibilidad basada en un nivel elevado de protección y mejora de la calidad del medio ambiente y en el fomento de la solidaridad entre las generaciones establecido en el artículo 3.3 del TUE, pues reduce el grado de protección vigente al ampliar las excepciones.

Contradice el principio de integración establecido en el artículo 11 del TFUE y el artículo 37 de la Carta de Derechos Fundamentales al impedir exigencias fundamentales de la protección del medio ambiente se integre en la definición y realización de las políticas energéticas.

Transgrede los límites establecidos en las principales directivas de la protección de la biodiversidad y los ecosistemas (artículo 6, apartado 4, y el artículo 16, apartado 1, letra c), de la Directiva 92/43/CEE, el artículo 4, apartado 7, de la Directiva 2000/60/CE y el artículo 9, apartado 1, letra a), de la Directiva 2009/147/CE) y el principio de control caso por caso, abocando a importantes riesgos de deterioro que no han sido evaluados y, por tanto, contradicen el principio de cautela del artículo 191.2 del TFUE.

No es aceptable que, en una Comunidad de Derecho como la Unión Europea, las Instituciones no se ajusten a los Tratados Constitutivos y que establezcan normas que suponen una regresión de los niveles de protección ambiental alcanzados.

El estatus quo de la Unión en la protección de la biodiversidad y las aguas y sus ecosistemas no debe ver sometido por cualquier interés privado en la producción energética de renovables, sólo aquellos intereses públicos que realmente son "superiores" pueden considerarse legitimados para causar deterioro en los más altos valores de los ecosistemas que nos sostienen.

Por todo ello pedimos al Gobierno de España y, en especial, a la Ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, que no apruebe dicho Reglamento en el próximo Consejo extraordinario de Energía del 24 de noviembre.

Fuente: ACCOIF, Foto 1
Fuente: ACCOIF
Murcia.com