El relámpago Catatumbo II

Fuente:

El relámpago Catatumbo II

VIENE DE UN ARTÍCULO PREVIO.

Visibilidad del fenómeno.

Las horas de visibilidad del fenómeno son variables, entre las 19 y las 04 HLV, y parecen depender del punto de observación. A distancias relativamente cercana a los epicentros, en el interior de las ciénagas, el fenómeno comienza a observarse con la desaparición de la luz zodiacal, poco después del ocaso. A medida que el observador se aleja de los epicentros, la altura relativa del "Relámpago del Catatumbo" respecto al horizonte disminuye, dificultando su observación. Análogamente, desde regiones de observación altas y distantes, la visibilidad se incrementa. Por ser descargas a lo interno de nubes cumuloninbus y estratocúmulos, un observador colocado justo en los epicentros, debajo de las capas de nubes donde tienen lugar las descargas, no aprecia el fenómeno.

Discusión.

De acuerdo al modelo propuesto el metano sería el agente causal para comprender el fenómeno conocido como el "Relámpago del Catatumbo". La concentración de este gas en el seno de las nubes convectivas sobre la región causaría la separación de cargas eléctricas en el interior de las células de las nubes, posibilitando las descargas (rayos) así como la fosforescencia (relámpago) observada. Ello está en acuerdo con el nivel de conocimientos actuales sobre descargas eléctricas en gases ionizados y con las propiedades físicoquímicas del metano, como se mostró en la sección precedente. La concentración de metano en la troposfera varía localmente hasta incluso concentraciones del 0,1 % (Carman & Vincent, 1999). El hecho de que las descargas ocurran al interior de las nubes (rayos nube-nube) parece descartar la existencia de agentes ionizantes y geomagnéticos en el substrato, además podría explicar la no detección del fenómeno desde satelites meteorológicos como el "Optical transient Detector", diseñado para medir la actividad eléctrica atmosférica y las tormentas.

Durante el día el fenómeno no tendría lugar porque la irradiancia solar fotodisocia el metano continuamente, impidiendo la auto polarización eléctrica y la excitación a niveles energéticos metaestables, en acuerdo con la fenomenología observada del Relámpago del Catatumbo. Después del ocaso solar o durante un eclipse total como ocurriera en dicha región el 26-02-98, se manifiesta la actividad eléctrica del "relámpago del Catatumbo" incluso antes de que la temperatura cambie apreciablemente. Durante el invierno o después de precipitaciones de gran magnitud sobre la región, la visibilidad del fenómeno disminuye e incluso desaparece por completo. Ello se explicaría porque las precipitaciones intensas y/o prolongadas arrastran el metano hacia la superficie y disminuye la concentración relativa del gas.

Análogamente, durante la estación seca (verano) la evaporación y la temperatura media se incrementan, permitiendo la voltilidad del gas y su rápido ascenso a las capas altas de las nubes donde se formarían cristales auto polarizados eléctricamente.

Los vientos no disipan la acumulación relativa del metano porqué éste queda atrapado al interior de las nubes. Este proceso de acumulación puede ser favorecido por la existencia de un centro local de baja presión situado entre los ríos Bravo y Catatumbo que acarrea la circulación cerrada de los vientos para cotas inferiores a los tres mil metros (Gol, 1963).

El desplazamiento relativo de los epicentros, reportado por Zavrostky (1991) se explicaría por la movilidad de las nubes. Cuando las nubes convectivas incrementan su desarrollo vertical son empujadas hacia el lago de Maracaibo y la capa superior rica en metano se disipa. La disipación tiene lugar por acción de los vientos alisios existentes a cotas mayores a los tres mil metros y, principalmente, por la licuación y coalescencia de las gotas de metano al interior de la nube. La capa inferior de la nube enriquecida con cargas superficiales por la inducción eléctrica y por la licuación del metano ocasionan los esporádicos rayos nube-tierra visible en las riberas del Lago de Maracaibo, justo cuando las nubes son forzadas a desplazarse sobre las orillas, tal y como se les observa ,eventualmente en las costas del Lago, sin el característico ;resplandor fosforescente del "relámpago del Catatumbo".

Las ciénagas incrementan la majestuosidad del relámpago por la reflexión especular sobre las lagunas de y aguas tranquilas y en dirección visual hacia ellas. El carácter inaudible de las descargas se explica porque los rayos ocurren a gran altura, entre los dos mil y tres mil metros, y el sonido de la onda de choque generada por la ruptura del ;canal de descarga se amortigua en el interior de la nube.

La anómala concentración del metano en la parte baja de la atmósfera local podría ser explicada por la existencia de una amplía zona de pantanos (cerca de 300 000 Í hectáreas) ubicados en un clima tropical con circulación cerrada de vientos bajo un área de baja presión. También la concentración de metano podría ser debida a la existencia de kerógeno III en el substrato, típico de depósitos de hidrocarburos y de concentraciones altas de metano. El substrato del lago de Maracaibo es rico en depósitos petrolíferos y comparte con las ciénagas ribereñas la misma historia geológica. De ese modo la acumulación de metano en la atmósfera podría verse favorecida por el escape de este gas a través de fisuras en el manto rocoso al interior de las ciénagas (lagunas).

Sin embargo, la confirmación de ésta última hipótesis y del mecanismo microfísico electroatmósferico aquí propuesto, invitan a estudios mas detallados de la meteorología física, de la geología y del substrato del Parque.

CONCLUSIONES:

En la información aportada se dice que: Diversos autores han reportado la ocurrencia del "Relámpago del Catatumbo" desde el siglo pasado hasta ahora (véase Zavrotsky 1975 y referencias en él); sin alcanzar un modelo físico que explique la naturaleza de la actividad eléctrica permanente y localizada que constituye la esencia del fenómeno atmosférico considerado.

No existe consenso en torno al mecanismo causal ni sobre la ubicación del o de los epicentros, sobre todo porque la región de ocurrencia es una zona inhóspita de 226.000 hectáreas de pantanos, casi permanentemente inundados con abundante nubosidad y pluviosidad durante todo el año, que conforman el "Parque Nacional Ciénagas de Juan Manuel".

Veamos: Está claro que la ciencia no puede explicar este fenómeno atmosférico.

También se dice que: Por su parte Andrés Zavrostky y colaboradores de la Universidad de Los Andes (Zavrotsky, 1991) concluye que la causa “presumiblemente” sea una especie de tormenta permanente en cierta región de Venezuela de índole esencialmente eléctrica entre las nubes cargadas de electricidad y cierta carga permanente en el suelo en la Gran Ciénaga al oeste del Lago de Maracaibo".

Veamos: La ciencia solo puede apuntar una causa presumible.

En los datos aportados también se dice que: Se efectuaron tres expediciones al interior del Parque "Ciénagas de Juan Manuel" con la finalidad de caracterizar el "Relámpago del Catatumbo". Durante la primera expedición (Diciembre de 1998) se instalaron puntos de observación en la localidad de "Los Encontrados", a orillas del río Catatumbo (09° 03,89' N 72° 14,14' W 440 m snm) y en el delta de dicho río al sur del Lago de Maracaibo, en el palafito de "Punta Chamita" (09° 05,77' N 71° 42,88' W 196 m snm) también se exploró la zona comprendida entre ambos puntos a lo largo del curso del río. Los resultados evidenciaron que el fenómeno se presenta en dos regiones bien localizadas al oeste del Catatumbo, al interior de las ciénagas, mas particularmente entre las Lagunas la Estrella y la Belleza, colindantes con el río Bravo.

Veamos: Parece que sí pudieron establecer, que el fenómeno se presenta en dos regiones bien localizadas. Lo que a pesar de su dificultad, el fenómeno siempre se da en la misma zona.

Igualmente se dice que: Se evidencia que las descargas ocurren entre 16 y 40 por minuto, y luego de la observación de los rayos al interior de las nubes, se genera un resplandor (relámpago) fosforescente en el entorno, incrementado en magnitud por el reflejo sobre los espejos lacustres. Todas las descargas son sordas, y son mas frecuentes entre la zona interna superior y la zona interna inferior de la propia nube.

Veamos: En la naturaleza existen descargas sordas. Pero en este lugar todas las descargas son sordas.

También en los datos aportados por estas universidades se dice que: De acuerdo al modelo propuesto el metano sería el agente causal para comprender el fenómeno conocido como el "Relámpago del Catatumbo". La concentración de este gas en el seno de las nubes convectivas sobre la región causaría la separación de cargas eléctricas en el interior de las células de las nubes, posibilitando las descargas (rayos) así como la fosforescencia (relámpago) observada.

Veamos: Se dice que el metano “sería” el agente causal para comprender el fenómeno conocido como el "Relámpago del Catatumbo". Es decir que los científicos no tienen establecida la causa de este fenómeno.

También en la información aportada se dice que: La no detección del fenómeno desde satelites meteorológicos como el "Optical transient Detector", diseñado para medir la actividad eléctrica atmosférica y las tormentas.

Veamos: Este fenómeno no es detectable por un satélite diseñado para medir la actividad eléctrica atmosférica y las tormentas. Lo que induce a pensar que ese satélite detecta todas las tormentas menos esta.

También en los datos se dice que: El carácter inaudible de las descargas se explica porque los rayos ocurren a gran altura, entre los dos mil y tres mil metros, y el sonido de la onda de choque generada por la ruptura del canal de descarga, se amortigua en el interior de la nube.

Veamos: Esto es cierto, pero si nunca se ha escuchado un solo trueno en los cientos o miles de años de este fenómeno atmosférico, deberían haber averiguado si a esa altura son audibles o no.

Bien… Debo decir que por supuesto yo tampoco tengo una respuesta para este extraño fenómeno atmosférico. Pero también es cierto que aquí estamos manejando unos datos que la ciencia ortodoxa no maneja, debido a que esta se guía por el conocido principio del “naturalismo metodológico” Que viene a decir que todo debe ser explicado por causas naturales y nunca por causas artificiales en las que pueda haber una inteligencia superior implicada.

Creo que en la causa de este extraño fenómeno puede estar implicada la misma civilización superior que está detrás de fenómenos considerados naturales por nuestra ciencia oficialista, tales como: Los dos cinturones desérticos que hay en ambos hemisferios, el fenómeno del niño, de la niña, lluvias torrenciales, periodos de sequía prolongada, vulcanismo, terremotos, Tsunamis, las extrañas desapariciones del triangulo de las Bermudas y del triangulo del dragón en Japón. Y en su momento el diluvio universal.

Todo ello consecuencia de un ataque dirigido a nuestro sistema Solar hace 12.500 años. Y que en nuestro planeta mediante un colosal impacto produjo el gran cañón del colorado y origino un desvío del eje de giro del planeta con respecto al plano de la eclíptica, lo que muy bien puede explicar todos estos fenómenos. El gran cañón del colorado como sabemos mide 450 Km. de largo, entre 6 y 29 Km. de ancho y en algunos lugares mide un Kilómetro y medio de profundidad. Está claro que eso no pudo hacerlo el rio colorado, que pasa por ahí ya que es el camino más fácil. ¿Cuántos ríos mucho más caudalosos que el Rio Colorado hacen semejante cañón en este planeta?

Por otra parte y atendiendo también a los datos manejados en estos artículos todas esas construcciones enigmática y maravillosas que están por todo nuestro planeta. Tales como las pirámides de Egipto, de China, de la península del Yucatán; además de todos los templos inexplicables que hay por todo el planeta fueron construidos con una tecnología de ablandamiento de rocas y generación de formas. Una tecnología que nosotros no tenemos ni de lejos y desde luego no ha tenido ninguna civilización anterior a nosotros. Por tanto estamos hablando de una civilización superior que hace 12.500 años estaba haciendo todas estas construcciones por todo el planeta al mismo tiempo y nos creo a su imagen y semejanza tanto en cuerpo como en alma. Tal como ya se ha visto en capítulos anteriores. Y creo que está muy claro que esa civilización que nos creo no nos iba a dejar este planeta en estas condiciones en las que está.

Esa civilización sufrió un ataque y como consecuencia tuvo que abandonar el planeta y a nosotros mucho antes de que pudiésemos asimilar todo su enorme saber.

El mismo ataque que genero todos esos desastres “naturales” y muy posiblemente el extraño fenómeno del Relámpago del Catatumbo.

Rafael Alfonso Alfaro García.

El relámpago Catatumbo II - 1, Foto 1
El relámpago Catatumbo II - 2, Foto 2
El relámpago Catatumbo II - 3, Foto 3
Murcia.com

Comenta esta noticia en Facebook

Si quieres realizar algún comentario sobre esta noticia a los administradores de Murcia.com, rellena el siguiente formulario:

Enviar notificación Código: 2022814
El titular de los datos personales, recogidos en este formulario, autoriza expresamente a Alamo Networks, S.L.U. a tratar dichos datos de forma informótica y poderlos incorporar a su base de datos. El usuario podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición de sus datos de carácter personal, en los términos establecidos por la LOPD, en el domicilio fijado en C/ Alamo 8, 30850,Totana (Murcia). Para su mayor comodidad podrá ejercer los derechos también por correo electrónico en la dirección info@murcia.com