Murcia.com

José Antonio Enrique explora la herencia poética andalusí en la belleza de los arabismos

Fuente:

José Antonio Enrique explora la herencia poética andalusí en la belleza de los arabismos

Que el Museo Siyâsa es uno de los equipamientos culturales más importantes de Cieza es cosa sabida. Por sus exposiciones de arte, su amplia agenda cultural y, claro está, sus fondos arqueológicos. La Concejalía de Museos lo sabe y usa las instalaciones con inteligencia. Las presentaciones de libros y los conciertos, además de en la Sala La Pecera, se celebran en La Bóveda. Sin olvidar esa joya andalusí que son las casas árabes reconstruidas a escala en la planta baja cuyas estancias son uno de los espacios más especiales para escuchar recitales de poesía como, por ejemplo este jueves, el de José Antonio Enrique Jiménez, quien presentó el poemario 'El diván de la aljama' (Editorial Berenice, 2020), arropado por los acordes del laúd árabe de Luis del Amor García y la guitarra española de Samuel Enrique Guirao.

El poso de unos versos románticos, las vivencias personales, el amor pluscuamperfecto y la sensibilidad social. Todo eso ofrece el último trabajo de este poeta murciano que compone sus obras con métricas propias del periodo andalusí. Sus dos poemarios anteriores lo vaticinaban: es una sensación, tan capaz de sostener un poema de conciencia social como de esbozar un mensaje sobre el mestizaje de la identidad española. Sin artificios, con la sutileza del que es consciente de la herencia andalusí en la belleza de los arabismos. Del mismo modo muestra un saber detallado de personas y situaciones, y una admirable penetración. Parece haber estado presente en muchos casos. Valga un ejemplo: las porteadoras marroquíes que cruzan a diario la frontera española para ganarse malamente la vida.

Un acierto también, y no sólo por su amenidad, como el resto del recital, la selección de imágenes de la primera parte que bajo el título 'Arabismos a pie de calle' proyectó en una de las fachadas del patio interior de la casa número 6. Y es que el libro da suma importancia, por supuesto, a las métricas propias del periodo andalusí, pero también aporta un análisis de la literatura hispanoárabe, lo cual seguro es de agradecer para el lector. Sobre todo, el lector verá que Enrique hace el esfuerzo de recopilar una serie de arabismos de la lengua española, con más de medio millar de referencias, tan presentes en el habla murciana. Y bien merece también un poemario como este, dedicado al legado de al-Andalus, y no tanto al periodo histórico, que sea un reconocimiento a esa influencia y un agradecimiento.

Si la escritura del autor de 'Metamor' y 'Comprometidos' tiene siempre un fondo poético, su pensamiento actúa una y otra vez estableciendo relaciones entre el presente y el pasado. En cada poema, casida, gazal o zéjel atina a expresar mucha hondura andalusí, desempolvando métricas y estilos que deslumbran al lector por su musicalidad. Esta sociedad de la información de nuestros días abarca mucho, pero corre el peligro de condenar al olvido algunas herencias que se podrán perder para siempre. Durante el periodo andalusí la literatura hispanoárabe alcanzó un formidable refinamiento propio. Una puesta en escena sencilla y apropiada da lustre a un repertorio poético para paladear despacio. Una lección de buena declamación en la que este profesor y actor es maestro sin par.

En lo musical, la presencia del intérprete de laúd árabe Luis del Amor García constituyó un aliciente difícil de obviar. Siguiendo la estela dejada por el poeta murciano en presentaciones anteriores también contó con la presencia de su hijo, Samuel Enrique Guirao, quien abrió el acto acompañando a la guitarra un poema de seducción declamado en el interior de la casa número 10. Con notas minuciosas y elegantes, el músico ciezano hizo un asombroso despliegue de belleza sonora a lo largo de toda la velada, que, a falta de público por culpa de la pandemia, fue retransmitida en directo a través de la redes sociales del museo. La última parte del recital estuvo marcado por el estremecedor 'Casida de los ecos', uno de los grandes poemas jamás escritos por autor alguno utilizando tantos arabismos.

José Antonio Enrique explora la herencia poética andalusí en la belleza de los arabismos - 1, Foto 1

Comenta esta noticia en Facebook

Si quieres realizar algún comentario sobre esta noticia a los administradores de Murcia.com, rellena el siguiente formulario:

Enviar notificación Código: 202158
El titular de los datos personales, recogidos en este formulario, autoriza expresamente a Alamo Networks, S.L.U. a tratar dichos datos de forma informótica y poderlos incorporar a su base de datos. El usuario podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición de sus datos de carácter personal, en los términos establecidos por la LOPD, en el domicilio fijado en C/ Alamo 8, 30850,Totana (Murcia). Para su mayor comodidad podrá ejercer los derechos también por correo electrónico en la dirección info@murcia.com
Murcia.com
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información