Murcia.com

La Biblia Gigante de Maguncia

Fuente:

La Biblia Gigante de Maguncia

La Biblia Gigante de Maguncia es manuscrita, realizada en pergamino, mide 576 por 405 mm. Texto en dos columnas de 60 líneas. Dos volúmenes, con 244 hojas el primero y 214 el segundo. Se realizó desde el 4 de abril de 1452 hasta el 9 de julio de 1453. 

El texto es el de la Biblia denominada Vulgata, y se considera que es el precedente claro de la Biblia de Gutenberg. Ha estado en la catedral de Maguncia desde 1566, aunque por los avatares de la vida ha terminado en la Biblioteca del Congreso de Washington. 

Por destinos de la vida, en una sala de dicha Biblioteca del Congreso se encuentran expuestas las dos Biblias, la de Maguncia, como libro escrito a mano y artesanal, y una copia de la Biblia de Gutenberg. Es decir, el paso de la era artesanal y manuscrita de la transmisión del saber, a la era, industrial de la imprenta. 

Bien harían los equipos de conservación de dicha Biblioteca, poner al lado, un tercer panel o estantería o vitrina "donde exista una Biblia electrónica y telemática", que sería el tercer gran paso de forma de comunicación y conservación y transmisión del saber y de las ideas. Así diríamos, se podría resumir y sintetizar los tres grandes hitos en la comunicación humana: la escrita a mano (que ha pasado por una multitud de materiales de soporte), la impresa con tipos móviles (también existe la impresión de planchas, aunque desconozco si existe alguna Biblia), y la telemática o informática. 

Parece ser que Freud se inspiró en una multitud de mitología grecorromana para explicar realidades profundas de la psicología y antropología humana, individual y colectiva. Pienso que la enorme cantidad de libros y textos y material que está incluida en la Biblia, sea la Biblia judía, sean las Biblias cristianas, es y puede ser la fuente, incluso para ateos y agnósticos y creyentes en otras religiones, la fuente para el conocimiento más profundo del yo humano, del yo individual y colectivo y social, de la historia y de multitud de otros aspectos. 

No leer la Biblia, no pensarla y reflexionar sobre ella, aunque sea solo con una perspectiva secular, solo histórica o solo antropológica o solo mitológica o solo protofilosófica es una pérdida de una fuente enorme de conocimiento de la historia profunda del ser humano. En la enorme multitud de relatos e historias y aforismos y frases y poemas y otros géneros literarios que están insertos, nos cuentan, al menos, multitud de imágenes y concepciones sobre lo humano. Es un tesoro que en Occidente no se valora. 

Sin conocer la Biblia no se pueden entender multitud de aspectos artísticos, literarios, filosóficos, históricos, políticos, económicos, etc., de Europa y de Occidente, y desde luego del mundo. Pondremos un ejemplo, los Derechos Humanos de 1948 tienen un claro precedente e inspiración, entre otras fuentes, en el cristianismo… Sin conocer un mínimo de la Biblia, un occidental no puede entenderse a si mismo, porque no puede entenderse-comprenderse en el mar cultural del que está formado y formándose, en parte su consciente e inconsciente colectivo e individual. 

Cuándo se crea un canon de los cien grandes libros más importantes de la literatura humana, creada en Europa o en el mundo, nunca se incluye este libro, aunque estrictamente, es un libro sagrado y religioso y espiritual y revelado para miles de millones de personas en el mundo, tampoco podemos negar, que de esta tarta o pastel gigante, cada uno, beba lo que pueda y como pueda. Y, que no hacerlo, es no comprender la sociedad y la cultura actual mundial, pero desde luego, no entender la cultura occidental y sus influencias en otros lugares del mundo. 

Igual que usted sin ser budista o hinduista o confuciano o jainista o musulmán puede leer sus libros sagrados o inspirados o revelados, y, puede aprender y aprehender multitud de concepciones y experiencias humanas. Lo mismo debe aplicarse al caso de la Biblia, se sea creyente en dicho texto o no se sea. 

En las listas de los grandes libros de literatura del mundo o de Europa, en los cánones debería siempre citarse la Biblia como uno más. Para los creyentes, no es solo un libro literario o antropológico o psicológico o histórico o cultural, sino es un libro inspirado por Dios, religioso y espiritual, es un libro de salvación. Pero igual que en todo producto humano, cada uno toma lo que puede o lo que quiere, se debe invitar a que todo tipo de personas se acerque a este libro, cierto es, si puede ser con notas a pie de página para explicar multitud de fenómenos, ya que la Biblia, al estar formado por diversos libros, escritos o inspirados en distinta época y distintos autores, está formada por distintas intencionales, finalidades, géneros liberarlos, contextos históricos y circunstanciales, distintos lenguajes, etc. De ahí, la enorme dificultad exegética y heurística y hermenéutica del texto bíblico. 

Citamos este libro gigante bíblico, porque igual que se valora hoy, tanto los récords e hitos y marcas, que seamos conscientes que existe una Biblia denominada Biblia Gigante de Maguncia, que es entre las Biblias, una de las de mayor tamaño del mundo, de todas las épocas y tiempos, que se conservan. No pensemos que esto no tiene importancia, porque igual que valoramos los récords en cien metros de carrera, o los rascacielos más grandes o la fortuna con más dólares o yenes, pues, aunque la Biblia no sea lo importante el tamaño, sino el texto, la traducción, la interpretación, la difusión, la exégesis, etc., no podemos ningunear, el esfuerzo de creación y de producción de la cultura, en este caso de este ejemplar de esta Biblia… 

Pienso que posiblemente en archivos, bibliotecas, monasterios del cristianismo ortodoxo oriental y de Etiopía deben existir Biblias y Nuevos Testamentos, manuscritos, de un gran tamaño. Bien se merece este tema, investigación y tesis doctorales. Porque cuándo se empieza a estudiar un fenómeno empieza aflorar ejemplares y piezas que están olvidadas o semiolvidadas…  

Yo sugeriría que en pleno siglo de la teleinformática, de la cuarta fase de la era y revolución industrial, bien harían que en el inmenso mar de Internet, hubiese algunas grabaciones en video de dicha Biblia, si no completa, al menos, parte de ella. Sería también importante que hiciesen una copia digitalizada y estuviese visible para todo el mundo en la enorme galaxia de WWW.

La Biblia Gigante de Maguncia - 1, Foto 1
Murcia.com

Comenta esta noticia en Facebook

Si quieres realizar algún comentario sobre esta noticia a los administradores de Murcia.com, rellena el siguiente formulario:

Enviar notificación Código: 2022524
El titular de los datos personales, recogidos en este formulario, autoriza expresamente a Alamo Networks, S.L.U. a tratar dichos datos de forma informótica y poderlos incorporar a su base de datos. El usuario podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición de sus datos de carácter personal, en los términos establecidos por la LOPD, en el domicilio fijado en C/ Alamo 8, 30850,Totana (Murcia). Para su mayor comodidad podrá ejercer los derechos también por correo electrónico en la dirección info@murcia.com