Murcia.com

La piedra roseta III

Fuente:

La piedra roseta III

Con la finalidad de explicar lo mejor posible la información en el artículo de la piedra roseta, vamos a intercalar los datos y citas aportadas con las conclusiones a las que se ha llegado. ((Estas estarán entre dos paréntesis y en negrita))

A partir de este punto las historias sobre la Piedra de Rosetta y el desciframiento de los jeroglíficos divergen, pues Champollion se basó en otros muchos textos para desarrollar la primera gramática del antiguo Egipto y un diccionario de jeroglíficos, ambos publicados tras su muerte.

La escritura hierática, permitía a los escribas del Antiguo Egipto escribir de forma rápida, simplificando los jeroglíficos cuando lo hacían en papiros, y estaba íntimamente relacionada con la escritura jeroglífica ((Pero como pueden estar relacionadas las escrituras de los templos y obeliscos, con la de los papiros, si entre una y otra hay al menos 10.000 años. Y además si la escritura jeroglífica dejo de usarse durante más de 2.000 años y por ese motivo la estaban traduciendo. ¿Por qué sí se conocía la escritura hierática; porque los egiptólogos hablan de papiros de más de 4.500 años que ellos leen perfectamente)). Fue, durante amplios periodos, la escritura utilizada en textos administrativos y religiosos; su nombre fue usado por primera vez por Clemente de Alejandría en el siglo II.

Champolion creía que para entender los textos egipcios, era necesario conocer, traducir e interpretar sin error alguno el copto, capacidad de la que carecían todos aquellos eruditos que aspiraban a descifrar los jeroglíficos. Su esquema de estudio predecía que a través del copto entendería las inscripciones en demótico (una forma abreviada de la escritura hierática) ((Pero si podían leer perfectamente la escritura hierática de los papiros de 4.500 años y esta está íntimamente relacionada con el demótico, se supone que pueden leer el demótico)) y con la ayuda de la lengua egipcia, alcanzaría a descifrar la escritura jeroglífica.

Para ello estudió el copto en El Colegio de Francia, en la Escuela de Idiomas Orientales y en la Biblioteca Nacional de París. También aprendió el copto litúrgico de la mano de un sacerdote egipcio. ((Si el copto se usaba entonces;  está claro que nada tenía que ver con los signos de hace 12.500 años, que no debemos olvidar es la cronología real de la piedra roseta)) Siendo apenas un adolescente logró compilar un diccionario de copto conformado por 2.000 palabras.

El experto en jeroglíficos Silvestre de Saçy, fue uno de sus nuevos maestros. Por desgracia, y debido a la gestión de Napoleón, que no cesaba en su empeño de orquestar constantes campañas militares que desmoralizaban a la nación entera, y ante la escasez de alimentos y la elevada inflación, no existía tiempo para el estudio, y quien quisiera sobrevivir en tales circunstancias, debía de tener la enorme suerte de poseer un trabajo constante y remunerado, algo de lo que carecía Jean-François. Vivía con el eterno temor a ser reclutado en el ejército, escaseaban los jóvenes sanos; su salud estaba muy deteriorada, estaba hundido en una profunda depresión, terriblemente delgado y prácticamente vestido con harapos. El que sería uno de los padres de la egiptología, y el hombre que descifró la piedra Rosetta, era poco más que un pordiosero.

Los primeros estudios de champolion se centraron en el descifrado del idioma copto. El copto era un idioma que utilizaban los cristianos egipcios que se escribía con caracteres griegos. Los primeros estudios de Champolion se centraron en el descifrado del idioma demótico y su relación con el copto. Antes creía que los jeroglíficos eran simbólicos, que eran misteriosos y que no podrían ser descifrados utilizando métodos tradicionales, pero casi al mismo tiempo que Yaung, Champolion comenzó a ver que había alguna relación entre los nombres griegos y los cartuchos jeroglíficos. ((¿Cual era esa relaccion? ¿Cómo Champolión vio que era acertada?))  Al tener noticias de las investigaciones de Yaung, Champolion vio enseguida que eran acertada, asique partió de las teorías del inglés y decidió ahondar en ellas.

Tras conseguir la inscripción de un cartucho conocido de Cleopatra del templo de Filae, ((¿Como sabia que en ese cartucho escrito en jeroglífico ponía el nombre de CLEOPATRA, si precisamente estaban tratando de traducir el lenguaje jeroglífico?))  ((Además el supuesto templo de File tiene 12.500 años y desde luego no tiene nada que ver con Cleopatra.)) Champolion dedujo que si Ptolomeo y Cleopatra, tenían letras en común, sus jeroglíficos deberían tener también signos parecidos, cuando los comparo con los jeroglíficos descubrió los signos que representaban la, P, L, O ((¿Como sabia que esos símbolos correspondían con esas letras? Ya que estas se basaban en los supuestos nombres, tanto de Ptolomeo como de Cleopatra sacados de las breves inscripciones jeroglíficas y griegas del obelisco de Filé. En el que el aventurero y egiptólogo británico, William John Bankes había “señalado tentativamente” los nombres de Ptolomeo y Kleopatra, en ambos idioma. Está claro que escogió estos símbolos porque son los únicos que están en ambos cartuchos y desde luego las letras se las invento))  Champolion había demostrado la teoría de Yaung de que los nombres extranjeros se escribían fonéticamente en el lenguaje jeroglífico.

La puerta estaba abierta y el francés podía ya atravesarla. Champolion vio que Yaung tenía razón, que podía demostrar cómo se escribían con jeroglíficos los nombres de los gobernantes griegos de Egipto. Pero eso era solo un aspecto. Puede que fuera solamente el modo utilizado en tiempos más cercanos para escribir nombres extranjeros. La cuestión era saber si los jeroglíficos de periodos anteriores seguían también ese sistema.

En 1824 Champolion había formado un alfabeto jeroglífico que contenía 21 letras, ((¿Se supo alguna vez en qué se fundaron estas 21 letras?)) todo su trabajo lo había hecho sentado ante un escritorio rodeado de copias hechas por otros, ¿Qué pasaría cuando fuera a Egipto y viera los jeroglíficos con sus propios ojos? Podría hacer que realmente hablaran.

En 1828 y con la ayuda del museo de Turín, Champolion organizo una expedición para recorrer el rio Nilo, sería la mayor aventura científica desde la de Napoleón. Fue un contacto absolutamente impactante con los monumentos de Egipto y los recorrió como si hubiera enloquecido. Identifico numerosos cartuchos ya que en ese momento estaba obsesionado con intentar establecer las fechas de los monumentos y el orden de los reinados puesto que entonces no se tenía un conocimiento tan exhaustivo de la historia de Egipto y debían basarse en lo que aportaban los monumentos. ((Vamos a ver: Champolion estaba enloquecido recorriendo templos ¿Y lo único que le preocupaba era sacar los nombres y las fechas de los supuestos faraones? Si ciertamente podía leer esos jeroglíficos, es de suponer que sabría cosas mucho más interesantes)) El viaje de Champolion demostró sin ningún género de dudas que sus métodos eran acertados, podía leer el antiguo idioma egipcio descrito en las paredes, sus esfuerzos realizados para traducir los jeroglíficos supusieron el nacimiento de la egiptología moderna.

Egipto dejo de ser una tierra de silencio, ahora nos estaba hablando desde su pasado. Los nombres de los faraones como los de Ramsess y Thutmosis eran hasta entonces legendarios. Pero por fin podían identificarse sus rostros, sabemos cuándo gobernaron y en que templos oraron. Al volver a parís Champolion continuo su trabajo, tenían ya suficiente material para escribir una historia definitiva de Egipto. Desgraciadamente no pudo culminar su obra, el 4 de marzo de 1832, Jan fransua champolion murió.

((Es de suponer que Champolion traduciria varios murales enteros de algunos templos)) ((Y en estos murales se hablaría de más cosas, que la vida y milagros de los supuestos faraones)) ((¿Por qué no fue así?)) Y porque no hay carteles explicativos en varios idiomas en todos y cada uno de los templos de Egipto. Esos templos están plagados de jeroglíficos y hay muchos templos. A la gente le gustaría saber que está escrito en esos templos, porque sabe que hay mucho más de lo que la egiptología dice)). Poco a poco comenzamos a ver que los egipcios eran como todos nosotros, escribían cartas al director de su banco, escribían cartas a los recaudadores de impuestos, se escribían cartas entre sí tratando aspectos normales de su vida cotidiana. Tuvieron una literatura no muy diferente a la nuestra. ((Se trivializa todo para quitar importancia a semejante civilización, que por los datos que ya hemos considerado vino de las estrellas a dejar su A.D.N., que somos nosotros))

Los sabios se precipitaron sobre el texto griego que supuestamente estaba descifrado y lo entendían. Intentaron hacer corresponder los elementos del texto griego con los elementos del texto demótico o jeroglífico. Los jeroglíficos tienen una particularidad todo son imágenes, si se mira un testo jeroglífico incluso si no es egiptólogo, podrá identificar inmediatamente cada signo con una realidad; una ventaja en ciertos casos, pero también un obstáculo para el desciframiento Champolion creía que como estos signos eran imágenes funcionaban forzosamente como ideogramas. Es decir que cada vez que había un signo este signo representaba la palabra que era figurada por él. El genio de Champolion fue el haber comprendido que el sistema jeroglífico mezclaba dos tipos de signos. Por una parte signos ideográficos que escribían una palabra por un solo signo. Y otra parte de signos fonéticos que descomponían la palabra en sus constituyentes fonéticos. ((Es decir: Hasta que no dijeron que el jeroglífico eran signos que formaban palabras no hubo manera))  ((El genio de Champolion fue el haber comprendido que el sistema jeroglífico mezclaba dos tipos de signos.))

Rafael Alfonso Alfaro García

La piedra roseta III - 1, Foto 1
La piedra roseta III - 2, Foto 2
Murcia.com

Comenta esta noticia en Facebook

Si quieres realizar algún comentario sobre esta noticia a los administradores de Murcia.com, rellena el siguiente formulario:

Enviar notificación Código: 2022521
El titular de los datos personales, recogidos en este formulario, autoriza expresamente a Alamo Networks, S.L.U. a tratar dichos datos de forma informótica y poderlos incorporar a su base de datos. El usuario podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición de sus datos de carácter personal, en los términos establecidos por la LOPD, en el domicilio fijado en C/ Alamo 8, 30850,Totana (Murcia). Para su mayor comodidad podrá ejercer los derechos también por correo electrónico en la dirección info@murcia.com