Murcia.com

El templo de Hathor II

Fuente:

El templo de Hathor II

Datos y citas:

Cortesía de Wikipedia y otros.

Este templo está a 70 kilómetros al Norte de Luxor donde hay unos espectaculares bajorrelieves. El complejo está orientado hacia el Nilo, que aquí fluye de Este a Oeste, de modo que el templo mira hacia el Norte, aunque para los egipcios simbólicamente represente el Este.

Está situado en un lugar solitario, rodeado de algunas palmeras sobre la superficie del desierto, y su construcción se podría remontar a la época predinástica.

Algunas inscripciones indican que el edificio original fue construido por los Reyes legendarios, conocidos como "los discípulos de Horus". Pero fueron otros Faraones y bajo distintos reinados los que construyeron nuevos edificios sobre el mismo templo y alrededores. El Faraón Keops ordenó construir un Templo sobre el mismo sitio y bajo el reinado de Pepi I el Templo fue reconstruido. También durante la Dinastía XI fue el lugar de una gran biblioteca de papiros. Se volvió a restaurar en tiempos del Faraón Tutmosis III, encontrando en las paredes los nombres de otros Faraones como Tutmosis IV, Ramsés II, Ramsés III.

Se volvió a reconstruir bajo Ptolomeo VIII, ampliándose por Ptolomeo X, XI y XII, Cleopatra VII, Julio César, Cesarión y los emperadores Augusto y Tiberio.

También se pueden leer en el edificio principal los nombres de Calígula, Nerón, Claudio, Domiciano, Nerva y Trajano.

Sabemos que en 1798 cuando las tropas de Napoleón llegaron a Dendera el templo estaba casi tapado por las arenas. Cuenta la historia que los militares descargaron una caja de municiones sobre el techo del templo y ésta se deslizó por un tragaluz hacia el interior encontrando los soldados un gran monolito en el techo que medía 3,60 metros de largo por 2,40 metros de ancho y de casi 1 metro de ancho llegando a pesar 16.000 kg. (Debo decir que lo he visto en el museo de parís y no parece que pese tanto)

Pero para la historia oficial fue en 1799 la fecha del descubrimiento oficial por parte del General Louis Desaix y debido a las representaciones astronómicas se la conoció como el Zodíaco de Dendera. El llamado Zodiaco de Dendera es un conocido bajorelieve del antiguo Egipto en el techo de la pronaos (o pórtico) de una cámara dedicada a Osiris. Está expuesto en el Museo del Louvre de Paris y Mide 253 por 255 cm., con un grosor de un metro y 60 toneladas de peso contiene imágenes de constelaciones zodiacales y algunas que parecen corresponder a lasconstelacionesdeTauroyLibra.

Louis Charles Antoine Desaix, también miembro de la expedición, decidió enviar el relieve aFranciay así, en1820, el distribuidor de antigüedades Sébastien-Louis Saulnier encargó a Jean Baptiste Leloraine, un maestro albañil, extraer el zodiaco circular usando herramientas especialmente diseñadas para esa labor.

La pieza finalmente llegó en1821aParísy al año siguiente fue instalada porLuis XVIIIen la Biblioteca Real.

En1964, se trasladó de la Biblioteca nacionalalMuseo del Louvre.

Albert Slosman, Doctor en Matemáticas y en Informática y colaborador para la NASA en los proyectos espaciales del Pioneer sobre Júpiter y Saturno, indicó que todos los fundamentos de la Astronomía del antiguo Egipto partían de Dendera. Sir Norman Lockyer, el famoso astrónomo estudioso de los monumentos de Stonehenge sostenía que Dendera es mucho más antiguo y que se había construido en alineación con Sirio.

¿Qué son esas enigmáticas bombillas?

Hoy en día el Templo de Hathor continúa siendo un misterio, en él también hay doce estrechos y largos pasadizos en tres niveles, uno debajo del otro en la actualidad sólo se puede visitar uno de ellos donde se pueden ver los famosos bajorrelieves de figuras humanas, sosteniendo o manipulando lo que parecen unas enormes bombillas eléctricas de las que se ha dicho servían para iluminar las estancias interiores.

También se ha dicho que se iluminaban con antorchas y lámparas de aceite, pero, el humo de las mismas hubiera dejado restos en el techo y las paredes. Y de esto no se ha encontrado nada.

También se ha dicho que los egipcios pudieron utilizar espejos que reflejaban la luz solar hacia dentro de las cámaras, pero esto no sirvió de nada ya que la luz tenía muchas pérdidas en el recorrido.

Varios investigadores, entre los que se encuentran el austríaco Reinhard Habeck, dibujante profesional y escritor, autor de numerosos trabajos sobre los misterios del pasado, y el periodista y escritor Peter Krassa, fallecido en octubre de 2005, desarrollaron un excelente trabajo investigador al que llamaron "Lich fur den Pharao" que significa "Luz para el Faraón".

Habeck y Krassa decidieron viajar a Egipto e investigar directamente en el Templo de Hathor. Cuando vieron las enigmáticas imágenes las describieron como un egipcio sosteniendo una ampolla alargada con algo similar a serpientes, como "filamentos".

Estas serpientes estaban en contacto con el cáliz de una "flor de loto" que a su vez se conectaba con un "cable" de cierta longitud, que venía desde una "caja" rectangular que podía contener un "generador" ó alguna otra fuente de energía.

Sentado sobre esta "caja" hay una figura que representa a Shu, el Dios del aire según el profesor Satzinger. Dijeron que podía ser que el aire contenido dentro de la supuesta bombilla podía ser ionizado.

También se puede ver el "Djed-pilar" cuyos dos brazos están en contacto con la "serpiente", esa extraña columna con cuatro arandelas es un enigma. Pero lo que sí sabemos es que el símbolo jeroglífico para "Djed" significa "estabilidad" y "energía" y tiene una llamativa semejanza con los actuales aisladores de corriente de alta tensión.

Otro de los motivos que intrigó a los autores de "Luz para el Faraón" fue el ser representado con dos cuchillos en las manos.

La representación de las manos sosteniendo a los cuchillos puede ser una advertencia del peligro de la corriente eléctrica.

Hoy en día de acuerdo a lo que dicen los egiptólogos resulta imposible leer los textos jeroglíficos de Dendera y piensan que los jeroglíficos pueden estar escritos en algún tipo de lenguaje científico.

CONCLUSIONES:

Como hemos visto en los datos y citas aportados Albert Slosman, Doctor en Matemáticas y en Informática y colaborador para la NASA en los proyectos espaciales del Pioneer sobre Júpiter y Saturno, indicó que todos los fundamentos de la Astronomía del antiguo Egipto partían de Dendera.

Y Sir Norman Lockyer, el famoso astrónomo estudioso de los monumentos de Stonehenge sostenía que Dendera es mucho más antiguo y que se había construido en alineación con Sirio.

Es decir: No tienen la más mínima idea de que puede ser este templo y tampoco se preguntan, que si los jeroglíficos egipcios fueron traducidos por Jean-François Champollion en 1822. ¿Por qué no se sabe la más mínima frase de lo que pone en esos muros plagados de jeroglíficos? Si la egiptología afirma que es una jerga científica y por eso no se sabe lo que pone en esos muros. Si realmente dicen que es una jerga es porque saben lo que pone en esos muros. Y si lo saben ¿Por qué no lo divulgan? Y además suponiendo que sea una jerga científica, ¿Debemos entender que los antiguos egipcios de la edad del cobre eran científicos? Y no solo esto; sino que suponiendo que sea una jerga científica; una cosa es no entender cuatro o seis palabras de esa jerga. Y otra no tener ni idea de ninguna frase.

Aquí cabe preguntarse ¿Cómo es posible que tuviesen ampollas de vidrio? Pues con seguridad no serían de vidrio, ya que este no apareció en Egipto hasta la dinastía XIV. (Según la egiptología). Y también podría dar la impresión de que se pretende buscar explicación a como los antiguos egipcios tenían bombillas eléctricas, sin preguntarse cómo era posible que si estos las tenían, ¿por qué posteriormente ya no aparecen? Como se sabe, la bombilla eléctrica, o lámpara incandescente la inventó Thomas Alva Edison en 1.883.

Pero veamos: ¿Qué pueden ser estas supuestas bombillas gigantes? La primera vez que vi esta escena, supe al instante que eran experimentos/ingeniería genética. Esto está muy claro en otra escena en la que aparecen serpientes con brazos y piernas, y otras con alas. Estas representaciones no responden a motivos religiosos, pues es fácil pensar que pertenecen a una cultura antigua y por lo tanto cuesta aceptar que sea la representación de una escena real, ya que no se tiene en cuenta que la tecnología empleada para construir ese y otros templos no guarda relación con tales motivos religiosos; además nuestra tecnología no puede explicar cómo fueron construidos esos "templos", ni qué son en realidad.

Hay que tener en cuenta también que en ese mismo templo están las representaciones del zodiaco y estas implican unos conocimientos astronómicos que no se han podido desvelar, que están representados en unas losas de 20 y 60 toneladas, que no pudieron haber sido cortadas talladas y colocadas por los antiguos egipcios de la edad del cobre.

Parece razonable que los Constructores no quisieron darle un sentido religioso, tal como nosotros lo entendemos. Este sentido religioso que no solo surge en Egipto.

Y ocurre como consecuencia de la dificultad para entender y asimilar los logros y la cultura de los Constructores, venidos de lejos y poseedores de una increíble tecnología. Así pues, ellos no tenían el mismo concepto ritual o religioso que nosotros le damos y por tanto no es una escena religiosa, sino una representación real.

Si conseguimos librarnos de esta idea, aparecerá ante nosotros la verdad, que a pesar de estar tan clara, no resulta fácil verla: Las supuestas "bombillas" son unas ampollas estériles y aisladas donde tienen lugar la función creadora.

En una escena de ese mismo templo, puede verse el llamado Djed; esa enigmática columna con cuatro arandelas grandes tocando una de las citadas ampollas en las que hay una serpiente.

En el Djed, que no es un "supuesto aislante eléctrico", hay dos brazos que van a ser "insertados" en la serpiente como se observa en las arandelas. Pues bien, se ha podido detectar que hay un proceso ascendente en la disposición de los brazos en las diferentes arandelas para transferirlos a la serpiente: En una escena el propio Djed está tocando la ampolla donde está la serpiente, pero sin brazos. En otra se ve que los brazos están en la primera de estas arandelas. En otras escenas o representaciones se observan esos mismos brazos en la segunda arandela, lo mismo ocurre en otra escena donde estos brazos están en la tercera arandela e igualmente en la cuarta y última arandela.

Y finalmente en otra representación, los brazos ya están dentro de la ampolla tocando la serpiente.

Pero lo más sorprendente de estos personajes es que nos muestran a través de las imágenes como es la transferencia del espíritu/alma y del intelecto humano.

Los personajes que elevan sus brazos hacia la ampolla, tienen sobre su cabeza algo parecido a una "almohadilla" que entra en contacto con la ampolla.

Ahora veamos… ¿Qué puede significar esa especie de almohadilla o nube? ¿Podría ser para sujetar la ampolla y no hacerse daño ese personaje? Está claro que debe ser algo importante y también está en otras escenas en las que al menos dos personajes más las tienen.

Si acercamos la imagen, esa "almohadilla", tiene una forma similar al "cerebro humano", aunque sea más grande… ¿Qué podría significar esto? ¿Sería esta la representación de que se está produciendo una transferencia del espíritu y del intelecto? El personaje que tiene la supuesta almohadilla eleva los brazos de la misma manera que el Djed donde son insertados o recibidos por la serpiente, por lo que es muy posible que lo que se esté representando sea eso. Aquí habría que considerar las implicaciones que tiene el que una civilización venida de lejos tuviera la posibilidad de pasar la esencia humana/alma, de uno a otro individuo incluso entre especies diferentes.

Por tanto parecen estar representadas dos fases del proceso genético: Por un lado la serpiente va a recibir los brazos y por lo tanto esta solo sirve de base para crear otro ser mediante ingeniería genética. Y por otro lado recibir el cerebro humano o la capacidad espiritual y de inteligencia humana.

En definitiva, en esta escena se ve con claridad como la serpiente va a recibir los dos brazos a la vez que la capacidad de inteligencia del humano que está de rodillas debajo de la ampolla.

Con respecto a las bombillas eléctricas habría que pararse a pensar, partiendo de un supuesto muy distinto ¿Para qué iba a necesitar una raza que ha venido de las estrellas unas bombillas de cinco metros? Si establecemos una comparación entre los personajes humanos que están bajo la bombilla, con el personaje/Creador que está manejando la bombilla que tiene un tamaño de al menos entre tres metros y medio y cuatro metros y medio, se estima que la medida de la bombilla, es de cinco metros.

Los que construyeron esa cámara no necesitaban luz, tal como nosotros la conocemos, por ejemplo podrían bastarles unas lentillas para ver incluso más allá del espectro visible con solo pensar en ello. Por lo tanto no son bombillas para alumbrar, son unas ampollas estériles y aisladas donde tienen lugar la función creadora. En definitiva los "Dioses Creadores" eran mucho más altos que nosotros, vinieron de un planeta de mayor tamaño que el nuestro, lo que deja claro que somos su creación y sus iguales adaptados a las condiciones de gravedad de este planeta.

Con respecto a la conclusión del personaje que está sujetando "dos supuestos cuchillos" Un ser con cuerpo humano y una extraña cabeza, el cual a todas luces ya ha recibido la esencia o el intelecto humano no creo en absoluto que esta representación signifique que hay peligro de corriente eléctrica, ya que los primeros cuchillos de hierro son de la dinastía XXIV, (según la egiptología) y resulta muy raro que se indique el peligro de corriente eléctrica mediante un ser sujetando dos cuchillos.

En estas representaciones se pueden ver seres con cuerpo de humano y distintas cabezas de animales que a todas luces ya han recibido la transferencia del intelecto, no solo por su comportamiento humano o su papel en la escena, sino que también está indicado por la esfera o almohadilla que tienen sobre la cabeza, que también puede representar el nivel de conciencia.

En todas estas escenas está escrito con jeroglíficos lo que se está representando ¿Por qué no está traducido? Sin duda sería muy interesante y clarificador de lo que esas escenas quieren decir, y esto es extensivo a todos los jeroglíficos de Egipto de los que no hay nada divulgado, aparte de los supuestos datos familiares y nombres de los supuestos faraones; es decir nada que explique que son todos esos supuestos templos, cómo fueron construidos y mucho menos qué son en realidad.

En la escena de las supuestas bombillas, toda la estancia está llena de inscripciones que hablan de lo que se está representando ¿Alguien ha descifrado estas inscripciones? Se supone que los jeroglíficos egipcios pueden ser traducidos. Una cosa es que no se le pueda dar el verdadero sentido y otra muy distinta que no se encuentre sentido a una sola palabra, ¿tan distintos son los signos utilizados en esa supuesta jerga científica? O más bien es que los jeroglíficos egipcios no han sido descifrados.

Resulta extraño que todo el mundo hable de las enormes bombillas que utilizaron para alumbrar esa pequeña estancia y nadie hable de estas inscripciones en las que seguramente se describe el origen de la humanidad, e igualmente incomprensible que todavía estén esas once salas llenas de escombros y no se vacíen para tener más datos de esa maravilla.

Cuando de ese increíble aparato llamado Djed, ha salido la especie humana, e igualmente extraña que los textos aun estén sin descifrar la evidente relación entre el zodiaco y estas doce salas.

Pero veamos: El que se representen estrellas y planetas que parezcan mostrar las posiciones que ocupaban en esa época no es suficiente para datar tanto el zodiaco como el templo de Hathor, habría pues que datarlo dentro de su contexto sabiendo lo que es en realidad ese y muchos otros "templos" dentro del conjunto, pues todos ellos pertenecen a un mismo asentamiento de esa civilización venida de lejos, algo que queda meridianamente claro si nos deshacemos de la idea de las distintas dinastías, las cuales no tienen nada que ver con la construcción de esos templos y pirámides, pues la tecnología implicada no pertenece a esos faraones, sino a otros muy anteriores: Los Creadores y verdaderos constructores.

También habría que considerar si en el periodo grecorromano tenían los conocimientos astronómicos y de arquitectura, necesarios para construir "eso", teniendo en cuenta que con seguridad es mucho más que un simple templo. Y teniendo en cuenta también que esa construcción es con seguridad al menos 8.000 años más antigua. Si tal como dice la egiptología el templo de Hathor está situado en un lugar solitario, rodeado de algunas palmeras sobre la superficie del desierto, y su construcción se podría remontar a la época predinástica, porque algunas inscripciones indican que el edificio original fue construido por los Reyes legendarios, conocidos como "los discípulos de Horus". No estaríamos hablando de la edad del cobre; sino de una época muy anterior y estaríamos hablando de la edad de piedra. Un periodo 30.000 años anterior a Menes, el primer faraón de la primera dinastía, (según la egiptología). Porque como sabemos los templos egipcios jamás fueron terminados de construir y además fueron inutilizados por los verdaderos constructores cuando abortaron la construcción de los mismos y se fueron. Por tanto jamás funcionaron como templos ni hubo distintas dinastías de faraones.

Además todos esos supuestos templos se construyeron con esa tecnología de ablandamiento de rocas y generación de formas, que hemos considerado en anteriores capítulos. Y además los verdaderos constructores antes del abandono repentino derrumbaron esas edificaciones y arrojaron sobre ellas una tormenta de rayos. Y la prueba son las marcas que estos rayos han dejado en muros y columnas. Lo que deja claro que aunque estamos viendo piedras, no son simples piedras. Sino que esas piedras tenían un poder tecnológico que los verdaderos constructores les habían dado al tiempo que reblandecidas iban adquiriendo forma. Poder que los verdaderos constructores les arrebataron de una forma eléctrica. No solo en Egipto; sino como sabemos en muchos más sitios.

Luego esos supuestos templos, no son tales sino que a través de estas construcciones los verdaderos constructores se desplazarían de una forma instantánea desde su lugar de origen, situado en cualquiera de las constelaciones zodiacales que nos rodean, o incluso mucho más allá.

Como sabemos la egiptología lo único que ven son: O tumbas o templos, no ven otra cosa. ¿Dónde están las ciudades que generaron esos "templos"? Y me refiero a las ciudades de hace 12.500 años, construidas con materiales y métodos similares, ¡No están por ningún sitio! Solo están los supuestos templos en mitad del desierto a lo largo del rio Nilo.

Pero además ¿Dónde vivían los faraones? Si vivían en los supuestos templos, estos no están acondicionados como vivienda, ya que no tienen dormitorios, ni cocinas, ni grandes salones, ni servicios, ni sala del trono.

Y si no vivían en esos supuestos templos, es de suponer que lo hacían en palacios cercanos que desde luego serían magníficos. Y por supuesto todos los sacerdotes no serían menos que los faraones.

Sin embargo estos no se han encontrado ni se encontraran, ya que esos supuestos templos que ve la egiptología, no son tales pues se construyeron con una tecnología que tal vez esté un millón de años por delante de la nuestra.

Rafael Alfonso Alfaro García.

El templo de Hathor II - 1, Foto 1
El templo de Hathor II - 2, Foto 2
El templo de Hathor II - 3, Foto 3
Murcia.com

Comenta esta noticia en Facebook

Si quieres realizar algún comentario sobre esta noticia a los administradores de Murcia.com, rellena el siguiente formulario:

Enviar notificación Código: 2022522
El titular de los datos personales, recogidos en este formulario, autoriza expresamente a Alamo Networks, S.L.U. a tratar dichos datos de forma informótica y poderlos incorporar a su base de datos. El usuario podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición de sus datos de carácter personal, en los términos establecidos por la LOPD, en el domicilio fijado en C/ Alamo 8, 30850,Totana (Murcia). Para su mayor comodidad podrá ejercer los derechos también por correo electrónico en la dirección info@murcia.com