Murcia.com

Porque se fueron los Dioses

Fuente:

Porque se fueron los Dioses

CONCLUSIONES:

En este capítulo vamos a llegar a dos conclusiones muy importantes, Y desde luego esto no se puede entender sin tomar en cuenta lo que se ha visto hasta ahora. Aún queda mucho por ver, pero creo que con los datos que tenemos hasta el momento podemos alcanzar esas dos alucinantes conclusiones que vamos a considerar. Aunque ello pueda dejarnos con una cierta preocupación que con toda seguridad no hemos podido sentir antes de ahora. Aunque al mismo tiempo implica una maravillosa esperanza que tampoco hemos podido sentir.

En primer lugar y apoyándonos en las imágenes que están disponibles en internet vamos a considerar una vez más lo que hemos visto en capítulos anteriores:

En  imágenes de las cuevas de Licia, en Turquía podemos apreciar que esa construcción está sin terminar de construir por el interior, y por el exterior esta partida la portada.

Y también se pueden ver a la izquierda de la misma dos personajes. Uno de ellos es un guerrero y el otro es su escudero. Pero no es que el guerrero sea un adulto y su escudero un chico joven; no, los dos son adultos y lo que ocurre es que uno es el doble de tamaño que el otro.

En un mural de Angkor Wat, en Camboya podemos ver un ejército que tienen unos determinados rasgos raciales y utilizan elefantes y caballos. Hay que tener en cuenta que este “templo” tiene 12.500 años, la misma cronología que tenemos nosotros sobre este planeta, tal como ya hemos considerado en Artículos anteriores. Y fue construido con esa tecnología de ablandamiento de rocas y generación de formas. Por una civilización humana que tiene una tecnología muy superior a la nuestra. Además que estos mal llamados templos no son tales, sino que son unas infraestructuras que hubiesen servido de haber sido terminadas, como una terminal de viajeros que se iban a desplazar desde su lugar de procedencia hasta este planeta de una forma instantánea. Entonces ¿Cómo es posible que estén utilizando caballos y elefantes?

Si nos fijamos en los elefantes vemos que los personajes que están en el palanquín  tienen el doble de tamaño que los que conducen los elefantes. Esto se aprecia muy bien ya que los dos están en el mismo plano.

Como ya hemos visto en la información anterior los personajes mayores son los constructores; los que tenían esa tecnología hace 12.500 años, y por tanto es de suponer que ahora tendrán una tecnología muy superior.

En otras imágenes podemos ver a los elefantes luchando entre sí y a los guerreros en plena batalla. Y también vemos que los guerreros que están sobre el palanquín del elefante son el doble de tamaño. Pero vemos que están luchando con lanzas y escudos ¿Cómo es posible esto? Si tenemos en cuenta que esos mal llamados templos fueron construidos por una civilización humana que vino de las estrellas. ¿Dónde están los laser? Se supone que deberían utilizar un armamento más sofisticado.

La respuesta es que nos estaban enseñando, y lo estaban haciendo en la praxis. La misma civilización que nos creo también nos enseño. Y nos estaban enseñando a guerrear; la guerra. Podemos decir que el fenómeno guerra viene de que nos enseñaron a hacerlo.

Tal vez, queramos o no la guerra puede ser el motor del progreso. Por ejemplo en la segunda guerra mundial se invento el radar y la televisión, entre otras cosas. También nuestros padres creadores nos enseñaron a cuidar del ganado, animales domésticos: elefantes, caballos, la pesca, plantas medicinales y comestibles, nociones básicas de matemáticas y poco más. Incluso nos enseñaron a hacer barcos y a luchar con ellos, tal como está representado en los murales de estos supuestos templos.

Por tanto el barco que hay junto a la gran pirámide es de aquella época. Puesto que todo este tipo de construcciones maravillosas tienen la misma cronología y pertenecen a la misma especie y la misma civilización, aunque tienen distintos rasgos raciales y distinto estilo arquitectónico, pero todos utilizan la misma tecnología.

Pero no solo nos enseñaron a hacer la guerra. También dio tiempo a que aprendiésemos a cultivar la tierra, tal como podemos ver en las imágenes de distintos templos por todo el planeta. A cultivar nuestro alimento. A conocer los frutos de los árboles que podíamos comer. Es una pena que no haya nada traducido. Si los jeroglíficos egipcios realmente estuviesen traducidos veríamos que en esos murales se habla de ello.

En las cuevas de Longmen en China,  vemos que hay un personaje central que es el doble de tamaño que los otros personajes y podemos apreciar el tamaño de la portada. Si nos fijamos es una portada como las de Petra, solo que en Petra es la portada de un “templo” de estilo Griego o romano según dice la oficialidad. Pero si los “templos” de Petra tienen 12.500 años ¿De dónde salieron los estilos romano y griego? También vemos que todos los personajes tienen ese halo de santidad alrededor de la cabeza.

Se trata de una portada como las de Petra, pero en lugar de ser un templo, en ella aparecen unos personajes. Pero ha sido construida con la tecnología de ablandamiento de rocas y generación de formas y vemos que también está sin terminar de construir.

Y en el centro de la imagen hacia arriba podemos ver un surco que recuerda al daño que tiene la nariz de la esfinge (aunque quizá no esté relacionado)

En la imagen aportada vemos en detalle, que dentro de ese halo de santidad hay caracteres y si los caracteres chinos estuviesen  traducidos podríamos saber que son esos halos de santidad con toda certeza.

También  podemos ver que todo está a medio construir y tiene una textura que nos lleva a pensar que tuvo una consistencia blanda.

Este lugar pertenece a un complejo enorme y en china hay 100 lugares como este además de todas las pirámides chinas, los guerreros de terracota, la gran muralla China y Las Cuevas de Longyou y las de Huashan.

También podemos ver en otras imágenes con toda claridad que están sin terminar de construir. Que se aborto la construcción de una forma repentina y la textura de la roca vemos que tiene una apariencia reblandecida. Hay lugares que están en un promontorio rocoso muy grande, incluso podemos hablar de pequeñas montañas. Es de suponer que en muchos casos no se reblandecería toda la montaña; sino solo la parte en la que se iba a construir. Por tanto tiene que haber una división clara entre la roca que se reblandeció y la que no, en la misma montaña.

También vemos que hay personajes que son el doble de tamaño que otros. Y los dos tienen el halo de santidad. El personaje grande es uno de los constructores y el de tamaño pequeño es un representante de nosotros. Y que este último personaje tenga ese halo de santidad, quiere decir que hubo representantes nuestros que llegaron a tener en vida esa conexión con el más allá.

La pregunta es ¿Desapareció esa conexión cuando los constructores se fueron? ¿O los representantes nuestros que tenían esa conexión con ese aspecto inmortal de nuestra existencia pudieron transmitírsela a generaciones sucesivas?

En el templo de Kailash en la India, en las imágenes disponibles podemos ver que hay dos personajes centrales que son el doble de tamaño que los otros personajes. Si nos fijamos detrás de la cabeza del hombre podemos ver el halo de santidad. Y si seguimos fijándonos podemos ver que el hombre está cogiendo a la mujer por la cintura y por un pecho ¿Qué quiere decir esto?

El halo de santidad del hombre y de todos los personajes que lo tienen, quiere decir que tienen una conexión real con el más allá, o con ese aspecto inmortal y espiritual de nuestra existencia. ¡Pero en vida! No después de esta vida.

También podemos ver en la parte de arriba de este bajo-relieve, unos personajes de pequeño tamaño que se asemejan a ángeles. Y por la parte de abajo hay otros personajes menos agraciados físicamente y están en una especie de sótano custodiados por un personaje con cuatro cabezas.

En los muros de los templos de Egipto podemos ver a un personaje central que es el doble de tamaño que los humanos que tiene a su espalda. Y también es más grande que los personajes que están delante de él con cabeza de halcón.

Una vez más tenemos que lamentar que no haya carteles explicativos en varios idiomas de lo que dicen esos jeroglíficos egipcios, pues con toda seguridad nos aclararían lo que se está representando en esta imagen. Así como esos personajes con cabeza de halcón.

En imágenes de la llamada cultura Sumeria podemos ver unos personajes que son mucho más grandes que los otros. Y también podemos ver el Dios Ahura Mazda representado sobre las cabezas de los personajes más pequeños, que como ya hemos comentado somos nosotros. Y también podemos ver mucha escritura y una vez más tenemos que lamentar que no haya carteles explicativos de lo que en esa escritura se dice, pues sin duda se está hablando de lo representado en ese relieve. También podemos ver en otras representaciones en bajo-relieve, que si el personaje de la derecha se levanta es mucho más grande que los que están de pié. El personaje que está sentado es un representante de los verdaderos constructores y tiene una actitud de sabiduría con respeto a los otros que están aprendiendo. Y también tenemos que lamentar que la escritura representada no esté traducida. Pues sabríamos qué se está representando.

En el templo de Kom Ombo podemos ver que los dos personajes de la izquierda tienen cabeza humana, dos personajes de la derecha tienen cabeza de halcón y el de la derecha tiene cabeza de cocodrilo. El personaje central tiene encima de la cabeza lo que podría ser el equivalente egipcio del halo de santidad.

Teniendo en cuenta la clase de civilización que construyo ese templo me inclino a pensar que los personajes representados con cabeza de halcón y cocodrilo eran tan reales como los que tienen cabeza humana. ¿Pero cómo saberlo?

Fácil; solo hay que traducir los jeroglíficos representados, que con toda seguridad nos desvelarían este misterio. Lo que nos lleva a preguntarnos ¿Por qué no hay carteles explicativos en varios idiomas de lo que dicen esos jeroglíficos? Se supone que los jeroglíficos egipcios los tradujo Jean-François Champollion en 1822. Junto con el erudito Ingles  Thomas Young.

En  imágenes de las cuevas de Ellora y el templo de Kailash vemos personajes que son el doble de tamaño que los dos personajes de los lados y todos tienen el halo de santidad. Y también vemos en imagenes del mismo templo que está sin terminar de construir. Como ya hemos considerado en el artículo correspondiente.

En los templos de Lalibela vemos que hay personajes que representan la raza negra y también tienen el halo de santidad.

¿De qué estamos hablando?

Teniendo en cuenta todos los datos que hemos visto hasta ahora, podríamos decir que estamos hablando de un abandono repentino de estas construcciones en todo el mundo. Ya que todas estas construcciones están relacionadas, en contra de lo que dice la ciencia oficial, es decir: Se trata de la misma especie, la especie humana. De distintas razas, que eligieron distintos lugares del mundo para construir el medio de transporte y el territorio en el que asentar a los recién creados y representantes de cada raza, que somos nosotros. Que tenían distinto estilo arquitectónico para esos medios de transporte, llamados templos por nuestra ciencia. Y en muchos casos tenían la misma iconografía para representar a los que tenían esa conexión real y en vida con ese aspecto religioso e inmortal de nuestra existencia.

Todos utilizaban la misma tecnología y estaban construyendo al mismo tiempo en todo el mundo y también en el mismo instante abortaron la construcción; en ese instante trágico para toda la humanidad,  pues no dio tiempo a que asimilásemos su enorme saber y tuvieron que abandonarnos muy a su pesar. Estamos hablando de una huída.

Por tanto el origen de las razas no está en este planeta; sino que está ahí arriba. Entonces yo (tengo que decirlo). No sé si partirme de risa, ¡O llorar! Y después partirme de risa cada vez que escucho a los científicos decir que tal vez encuentren vida microbiana en algún planeta. No sé si partirme de risa o llorar; ¡Porque resulta toda la humanidad es de origen extraterrestre! Y las pruebas están en los muros de esos mal llamados templos, perdidos por lo que hoy es un desierto, sin que estén junto a ellos las ciudades de esa época que tuvieron necesariamente que generarlos.

Rafael Alfonso Alfaro García.

Porque se fueron los Dioses - 1, Foto 1
Porque se fueron los Dioses - 2, Foto 2
Porque se fueron los Dioses - 3, Foto 3
Murcia.com

Comenta esta noticia en Facebook

Si quieres realizar algún comentario sobre esta noticia a los administradores de Murcia.com, rellena el siguiente formulario:

Enviar notificación Código: 2022519
El titular de los datos personales, recogidos en este formulario, autoriza expresamente a Alamo Networks, S.L.U. a tratar dichos datos de forma informótica y poderlos incorporar a su base de datos. El usuario podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición de sus datos de carácter personal, en los términos establecidos por la LOPD, en el domicilio fijado en C/ Alamo 8, 30850,Totana (Murcia). Para su mayor comodidad podrá ejercer los derechos también por correo electrónico en la dirección info@murcia.com