Publicidad en Murcia.com

Las claves del éxito del injerto capilar en los deportistas de élite

Fuente:

Según MC360, la técnica FUE es la más utilizada por deportistas de élite al conllevar un menor tiempo de recuperación y no dejar cicatriz visible

Las claves del éxito del injerto capilar en los deportistas de élite

El paciente podrá realizar ejercicios suaves a partir de los quince días, y una vez que transcurra el primer mes, podrá volver a retomar la rutina competitiva

Se deberá llevar a cabo una serie de prácticas que cuiden el folículo, como evitar la sudoración excesiva o la exposición al sol

Deportistas de élite internacional con el tenista Rafa Nadal, los futbolistas Iker Casillas, Diego López o Rooney o entrenadores como el italiano Antonio Conte o el argentino Diego Simeone han querido mejorar su imagen con tratamientos capilares. Por ello, cada vez más profesionales del deporte optan por realizarse un trasplante capilar con la técnica FUE, un procedimiento que consiste en extraer las unidades foliculares de la zona donante para implantar en la zona receptora del paciente, que no deja cicatriz y que permite una recuperación rápida de la intervención.

Sin embargo, a pesar del éxito del trasplante capilar entre los deportistas, desde MC360, clínica especializada en medicina capilar, indican que es frecuente que surjan dudas al respecto, como si es posible practicar deporte tras esta intervención, cuándo se puede restablecer la actividad física, qué tipo de deporte o rutina son menos perjudiciales o si el sudor puede afectar al injerto.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que la técnica FUE de trasplante capilar suele ser compatible con la rutina que requieren los deportistas, ya que "al conllevar un tiempo de recuperación más corto, puede ajustarse a sus periodos de descanso o a los periodos vacacionales, por lo que no interfiere en su ámbito profesional al no obligarles a pasar apenas tiempo lejos del terreno de juego o de las pistas", asegura la directora médica de MC360, Cristina Morante.

Durante el proceso postoperatorio, se recuperará la actividad física gradualmente, por lo que se deberá guardar reposo competitivo durante los quince primeros días y no realizar ningún tipo de actividad deportiva. Pasado este tiempo, se podrá comenzar a realizar una práctica moderada o suave de ejercicio, e incluso en el caso de los deportistas de élite, se podrá volver a recuperar la actividad con la intensidad habitual en un mes.

"Cuando pasen los quince primeros días, el paciente podrá practicar ejercicios ligeros de baja intensidad, evitando siempre que se produzcan roces con la zona tratada o una excesiva sudoración. Por ello, podrá llevar a cabo actividades como pasear, estiramientos o recuperar parte de la rutina habitual del gimnasio, mientras que deberá

esperar un mes a realizar ejercicios tales como spinning, levantamiento de pesas o deportes que impliquen contacto físico como en el caso del fútbol; ya que en este periodo la incisión se habrá cerrado y la raíz del folículo se habrá asentado, por lo que será más resistente a roces o al sudor", explica la Doctora Morante.

Además, hay otros factores a tener en cuenta, por ejemplo, la exposición solar. En los casos en los que se realiza deporte al aire libre, "es preferible evitar la exposición directa al sol y no practicar actividad física durante las horas de mayor incidencia", advierten desde MC360. En el caso de que se realice una actividad al aire libre, los profesionales aconsejan proteger la cabeza con una gorra, sombrero o pañuelo, una vez que transcurra el tiempo recomendado para comenzar a usar estos complementos.

El sudor es otro de los puntos a tener en cuenta, ya que puede afectar al proceso de recuperación del trasplante capilar. Se debe tener especial cuidado con el sudor en la cabeza, dado que puede aumentar el riesgo de infección de los poros del cuero cabelludo, provocando que la cicatrización sea más lenta.

En cuanto al tiempo de recuperación, cabe destacar que variará dependiendo del paciente y de factores como la edad o el estado de salud, así como del tipo de ejercicio que se practique o de dónde se lleve a cabo, ya que no es lo mismo un deporte terrestre que una actividad acuática. En este caso, "deportes como la natación son especialmente agresivos para el folículo y la piel del cuero cabelludo durante la recuperación de un trasplante capilar, principalmente debido a los productos químicos presentes en el agua de las piscinas, a la humedad y al cloro, sumado al roce que provoca el agua o la agresividad del gorro de baño con el folículo", señala la directora médica de MC360, Cristina Morante.

La pronta recuperación tras la intervención, los escasos cuidados necesarios tras el trasplante y la vuelta a la actividad de la élite deportiva en un periodo corto de tiempo son los principales factores para que el trasplante capilar se haya convertido en uno de los tratamientos capilares más solicitados por los deportistas profesionales dentro y fuera de nuestras fronteras. 

Las claves del éxito del injerto capilar en los deportistas de élite - 1, Foto 1

Comenta esta noticia en Facebook

Si quieres realizar algún comentario sobre esta noticia a los administradores de Murcia.com, rellena el siguiente formulario:

Enviar notificación Código: 2020101
El titular de los datos personales, recogidos en este formulario, autoriza expresamente a Alamo Networks, S.L.U. a tratar dichos datos de forma informótica y poderlos incorporar a su base de datos. El usuario podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición de sus datos de carácter personal, en los términos establecidos por la LOPD, en el domicilio fijado en C/ Alamo 8, 30850,Totana (Murcia). Para su mayor comodidad podrá ejercer los derechos también por correo electrónico en la dirección info@murcia.com
Murcia.com
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información