Murcia.com

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Molina de Segura, ante la previsible importante caída de ingresos provocada por la pandemia del COVID-19, adoptará medidas de reducción del gasto público

Fuente:

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Molina de Segura, ante la previsible importante caída de ingresos provocada por la pandemia del COVID-19, adoptará medidas de reducción del gasto público

La Alcaldesa ha anunciado, hoy martes, que todas las áreas municipales, salvo Bienestar Social y de apoyo al comercio y empresas, reducirán sus gastos en un 15%, y el gobierno municipal ha propuesto a los sindicatos una suspensión, de carácter temporal, de los complementos a las retribuciones que afectan a la gran mayoría de los empleados públicos

La Alcaldesa de Molina de Segura, Esther Clavero Mira, acompañada por la Concejala de Recursos Humanos, Montserrat Montanos Villegas, ha informado, hoy martes 30 de junio, sobre las medidas que el equipo de gobierno municipal va a tomar ante la situación de crisis social y económica que se deriva de la pandemia del COVID-19.

Entre las medidas previstas, destacan la reducción en 15% del gasto de todas las áreas municipales, salvo Bienestar Social y de apoyo al comercio y empresas, o la propuesta de una suspensión, de carácter temporal, de los complementos a las retribuciones que afectan a la gran mayoría de los empleados públicos municipales. "Lejos de demagogias, lejos de populismos y atendiendo a la realidad social que nos ha tocado vivir, pues a estas alturas nadie podrá negar que los datos económicos de todos los países del mundo se van a ver afectados y que España no será ajena a esta situación", señala Clavero, que destaca que "esta realidad también afecta a nuestro municipio y los informes del propio interventor municipal estiman una caída de ingresos de más de 3 millones de euros, debido a la disminución de ingresos derivada de la caída en el cobro de las tasas municipales y los precios públicos, así como la caída del PIE, la Participación en los Ingresos de Estado, es decir, los ingresos que el Ayuntamiento recibe del estado que caerán en la misma proporción que caiga el PIB (Producto Interior Bruto). Y tengamos en cuenta, siempre, que los gastos previstos en el normal funcionamiento de este ayuntamiento han de estar en consonancia con los ingresos".

"Ante esta situación explica la Alcaldesa- teníamos tres opciones: no hacer nada, no anticiparnos a la situación y esperar a que el Estado nos intervenga; haber tomado la decisión de subir impuestos, evitando conflictos y quitándonos problemas con el personal funcionario, pero haciendo daño a la ciudadanía, que, en ningún caso, es la responsable de esta situación; o elegir el camino más difícil y complicado, el de la solidaridad con nuestros vecinos. Ellos han mostrado una gran responsabilidad y compromiso en los momentos más difíciles y nosotros no podemos fallarles. Hablo de solidaridad de los de arriba con los de abajo. De los que tienen salarios garantizados con los que no tienen nada. Solidaridad y compromiso del gobierno municipal, de la institución municipal con quienes realmente lo están pasando mal, porque desafortunadamente, en las crisis sociales y económicas, siempre están los que pierden. Y quienes pierden en una crisis económica no son los que están aquí dentro, los que tienen un salario garantizado, no son los empleados públicos, no son una población susceptible de pertenecer a colectivos vulnerables como sí lo son los jóvenes que no encuentran un empleo en esta difícil situación, o las familias que han perdido el empleo en esta crisis económica, o las personas mayores que deben hacer enormes esfuerzos para llegar a fin de mes, o que están solas o que deben sostener a sus familias con sus reducidas pensiones".

El gobierno municipal acuerda reducir el gasto un 15% en cada una de las concejalías, intentando que ese ahorro se haga de las partidas presupuestarias que menos trascendencia tengan de cara a la ciudadanía. La excepción se ha hecho exclusivamente con la Concejalía de Bienestar Social, que no resta presupuesto alguno. Al contrario, su presupuesto se ve incrementado con 310.000 euros, destinados a un plan de contingencia social consensuado con todos los grupos políticos. Igualmente, la Concejalía de apoyo al comercio y las empresas también ve aumentado su presupuesto en 200.000 euros, "símbolo de nuestro compromiso firme con nuestro tejido empresarial y nuestra confianza en su capacidad de creación de empleo", indica Esther Clavero.

También aborda la reducción de gasto en la concejalía de Recursos Humanos, que a su vez es la concejalía que mayor volumen de gasto soporta, pues en ella se encuentra comprendido la totalidad del gasto de los casi 600 empleados que tiene el Ayuntamiento de Molina de Segura. Supone el 43% del presupuesto municipal, es decir, 27 millones de euros.

"Los ciudadanos me preguntan por qué pitan los sindicatos, y me preguntan por las razones que hacen que esta concejalía debiera estar al margen de las reducciones. Este gobierno ha manifestado su agradecimiento a todos y cada uno de los empleados públicos de este ayuntamiento en más de una ocasión, y seguirá haciéndolo cada vez que tenga oportunidad. Pero ello no obvia que éstos han de contribuir de la forma menos lesiva para ellos en la salida de la crisis o cuanto menos, evitar las consecuencias negativas para la gestión económica de este ayuntamiento, y de la ciudadanía molinense", explica la Alcaldesa.

Desde esa perspectiva, la propuesta del gobierno a los sindicatos fue abordar una suspensión de complementos a las retribuciones que afectan a la gran mayoría de los empleados públicos, pero de manera poco trascendente. Estos conceptos propuestos son: las ayudas o becas dirigidas a los estudios de los hijos; la suspensión de los premios a la prejubilación; la cantidad económica que se les abonan mensualmente a cambio de formarse; la bolsa ampliada de horas de Especial Disponibilidad de la Policía Local, pues este año, desgraciadamente, no contamos con ningún tipo de eventos, ni de fiestas (por tanto, con la bolsa de horas ordinaria, si se llegara a gastar, es más que suficiente); y el cobro del 100% del salario estando de baja, a excepción de enfermedades graves.

"Estas suspensiones temporales, insisto, temporales destaca Clavero-, no alcanzan la cantidad los 107 euros mensuales por empleado público, importes que suelen ser adicionales a sus retribuciones referidas al salario, a los complementos de destino, complementos específicos y trienios de antigüedad".

"Nuestra sorpresa, una vez más, es que, ante el escenario de preocupación por las consecuencias de la crisis económica más grave que ha sufrido nuestro país desde hace más de un siglo, los representantes sindicales se nieguen a negociar, y que, convocados a la negociación colectiva, para abordar de la mano y con la mayor transparencia la situación económica deciden: en la primera mesa convocada, no presentarse a la negociación colectiva, haciendo una clara dejación de funciones para las que han sido elegidos (y dejando de representar a quienes los eligieron); en la segunda mesa, presentarse para intervenir y abandonar la mesa sin escuchar a los grupos políticos en una clara falta de respeto a los mismos; y, por último, presentarse por tercera vez y establecer unas contraprestaciones de máximos para condicionar la negociación, haciendo peticiones de máximos inabarcables en este momento y fuera de toda realidad, que evidencia la nula voluntad de negociar los conceptos a suspender temporalmente, contando con su apoyo y su solidaridad para la reconstrucción económica del ayuntamiento y de la sociedad molinense".

"La desproporción en la actuación de estos representantes sindicales señala la Alcaldesa- llama tanto la atención que, desde este gobierno, reclamamos a las centrales sindicales que pongan cordura, mesura y buena fe negociadora en lo que afecta a este municipio y su ayuntamiento. Algunas siglas sindicales de este ayuntamiento parecieran estar secuestradas por intereses políticos contrarios a este gobierno, pues no se entiende de otra manera la falta en la voluntad de diálogo, mientras apoyaban recortes mucho más severos con la corporación popular durante los años 2011 y 2012".

La Alcaldesa ha concluido su intervención diciendo que "este gobierno pretende distribuir de manera solidaria las consecuencias de la crisis entre todas las concejalías, incluida la de Recursos Humanos. Quien se preocupe de poner datos a este conflicto comprenderá que el alcance económico por empleado público es poco considerable para la artificialidad y desproporción con la que se ha alimentado el conflicto. No olvidemos que, en ningún caso, este gobierno ha planteado ningún recorte sobre el sueldo, los complementos de destino y especifico, a la vez que se siguen retribuyendo catorce pagas anuales en las cuentas corrientes de los empleados públicos .Esta alcaldesa hace un llamamiento al diálogo bienintencionado, y a la buena fe negociadora. Siendo yo misma y este gobierno claros defensores de los servicios públicos, y, por tanto, de su sostenibilidad. Estoy convencida de que la solidaridad nos llevará siempre hacia posiciones más justas para paliar el dolor de muchas familias, exactamente igual que estoy convencida de que la ciudadanía molinense comprenderá la situación, y entenderá las decisiones tomadas para garantizar los servicios públicos y su bienestar, como venimos haciendo durante los últimos cuatro años".

Por su parte, la Concejala de Recursos Humanos, Montserrat Montanos, respecto al proceso de negociación colectiva de personal del Ayuntamiento de Molina de Segura, ha señalado que "no podemos permitir que las redes y medios se inunden de mentiras tanto hacia la plantilla como hacia la ciudadanía, porque frente a lo que dicen los sindicatos están los hechos, todo demostrable y comprobable en las actas".

"En primer lugar, decir que existe un informe económico del interventor de este ayuntamiento en donde se nos advierte de que la crisis económica provocada por la COVID 19 está produciendo una desaceleración económica con la consecuente caída de ingresos que va a percibir este ayuntamiento y llevarnos a una inestabilidad presupuestaria, lo que supondría la pérdida de autorización para el desarrollo de competencias impropias (conservatorio y escuelas infantiles). Con este informe económico, convocamos a los sindicatos el día 1 de junio, con la presencia del Concejal de Hacienda y el interventor del ayuntamiento para que dieran todas las explicaciones en relación a la situación económica y atendieran las dudas que se pudieran presentar. Por lo que no se nos puede acusar de no dar información; en esa reunión se les instó a hacernos propuestas para el ajuste presupuestario que se nos estaba pidiendo".

"De nuevo, se les convocó a las secciones sindicales para trabajar sobre un borrador de propuesta, abierta, para ser negociada o bien que ellos aportaran otras propuestas. Decir que ni siquiera se presentaron. Días después se les convocó a una Mesa General de Negociación para intentar trabajar sobre esa propuesta, punto por punto, o bien ver qué propuestas nos presentaban ellos. Pues se presentaron a la reunión, leyeron una nota y abandonaron inmediatamente, dejando a los allí presentes con la palabra en la boca, tratándose de los representantes políticos de los ciudadanos. Nuevamente ni negocian ni aportan ningún trabajo".

"En un nuevo intento por llegar a un acuerdo negociado, se les vuelve a convocar a otra Mesa General de Negociación; de nuevo se les indica que la propuesta es para trabajarla o qué proponen ellos. Nuevamente, después de cuatro eternas horas, ni se habla de la propuesta ni ellos traen nada, entonces dicen que quieren hablar de otros asuntos".

La Concejala de Recursos Humanos ha recordado que "para acudir a la suspensión temporal de las ayudas sociales, la Ley solo exige informar a las secciones sindicales. Frente a ello, esta Concejala ha procedido a citar en varias ocasiones a la representación sindical para llegar a un acuerdo, para lograr un justo equilibrio entre la lesividad de las medidas para el empleado público y la necesidad de reducción de gasto de personal para poder afrontar la crisis económica derivada del COVID-19. Se les ha comunicado en cada ocasión que la propuesta entregada sobre la suspensión temporal de ayudas sociales no tiene carácter cerrado. Por otra parte, se les ha explicado que dicha propuesta será incluida en el Plan Económico Financiero a tal efecto".

"Por otra parte, tengo que añadir que se ha presentado un borrador de plan de ordenación de recursos humanos objeto de negociación, en el que se determinan líneas de actuación en política de recursos humanos, promoción interna, provisión de puestos de puestos mediante concurso, actualización de la relación de puestos de trabajo, establecimiento de los organigramas de las concejalías, determinación de las plazas de carácter estructural, etc. En vez de ver el borrador como lo que es, un punto de partida para la negociación, se le tilda de tomadura de pelo. En cambio, piden precisamente lo que se les ha dado, un instrumento en el que negociar todas las propuestas de los sindicatos. Estos hechos demuestran el interés de este equipo de gobierno en todo momento de llegar a un acuerdo con los representantes sindicales; se nos acusa de tomar decisiones unilaterales".

Por parte de la Concejalía de Recursos Humanos se han incluido, dentro de los procesos de estabilización de las ofertas de empleo público de 2018 y 2019, todos los contratos y nombramientos interinos de naturaleza estructural que tenían más de tres años en 2017. No se ha incluido el personal del Conservatorio y escuelas infantiles, por tratarse de competencia impropia. "El personal de escuelas infantiles cesado no cumplía el requisito de antigüedad exigido por la Ley, por lo que no podía ser incluido en el proceso de estabilización".

Montanos ha señalado, por último, que los sindicatos "ahora manifiestan que hay 100 contratos en fraude de ley, lo cual no es cierto, salvo que se considere que cualquier contrato temporal o nombramiento interino para la realización de un programa o para cubrir una vacante tiene carácter de fraude de ley. Tampoco es cierto que se quiera cesar a todo el personal interino; se va a proceder, como hasta ahora, y como establece la Ley, a valorar la necesidad de los nombramientos interinos, si tienen carácter urgente e inaplazable y, si es así, proceder a su nombramiento".

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Molina de Segura, ante la previsible importante caída de ingresos provocada por la pandemia del COVID-19, adoptará medidas de reducción del gasto público - 1, Foto 1
El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Molina de Segura, ante la previsible importante caída de ingresos provocada por la pandemia del COVID-19, adoptará medidas de reducción del gasto público - 2, Foto 2

Comenta esta noticia en Facebook

Si quieres realizar algún comentario sobre esta noticia a los administradores de Murcia.com, rellena el siguiente formulario:

Enviar notificación Código: 2020123
El titular de los datos personales, recogidos en este formulario, autoriza expresamente a Alamo Networks, S.L.U. a tratar dichos datos de forma informótica y poderlos incorporar a su base de datos. El usuario podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición de sus datos de carácter personal, en los términos establecidos por la LOPD, en el domicilio fijado en C/ Alamo 8, 30850,Totana (Murcia). Para su mayor comodidad podrá ejercer los derechos también por correo electrónico en la dirección info@murcia.com
Murcia.com
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información