Murcia.com

El Respeto, seña de identidad de Totana

Fuente:

El Respeto, seña de identidad de Totana

Habida cuenta de la situación en la que vivimos y trabajamos los más de treinta mil conciudadanos de Totana, condicionados y limitados por la dureza con que la pandemia del COVID19 afecta a nuestro pueblo, y por las consecuencias socioeconómicas que se derivan de la misma, es decir, crisis financiera en nuestro Ayuntamiento,  los vecinos y responsables sociales y políticos de la localidad estamos obligados a reflexionar acerca de qué manera nosotros podemos contribuir a conquistar un nivel de entendimiento y respeto para abordar esos graves problemas sin crear nuevas y más graves afrentas a nuestros semejantes, ni en el seno de las instituciones.

En el plano de la convivencia entre vecinos es deseable el respeto entre semejantes: la no segregación, la no marginación y la no estigmatización.

 “Aparecen formas miserables que   creíamos superadas, como el racismo, que se esconde y reaparece una y otra vez. Las expresiones de racismo vuelven a avergonzarnos demostrando así que los supuestos avances de la sociedad no son tan reales ni están asegurados para siempre”. 

  De la Encíclica Fratelli Tutti, del  Papa Francisco.

Encíclica publicada recientemente por el Papa Francisco, texto de gran riqueza y belleza humana, muy recomendado para personas creyentes y agnósticas.

En el plano de las relaciones entre grupos y organizaciones, -en el seno del Ayuntamiento -, igualmente es necesario e imprescindible el respeto para garantizar que estas queden a salvo de actitudes déspotas y paralizantes.

La propia Sociedad Civil trae consigo, -fruto de la tradición heredada de nuestros padres, abuelos y bisabuelos-, un código de conducta que implica unas reglas de juego no escritas pero sí asumidas por todos: el respeto por el otro, el respeto al otro, la consideración de “persona humana”, somos homo sapiens, -no lo olvidemos por favor-.

Pero es que, esa tradición milenaria, que además ha sido parte fundamental de la codificación y formulación de leyes y normas en España y Europa, fruto de la herencia recibida de la cultura griega, romana, árabe y cristiana, y de la Ilustración, ha traído y dado a luz instituciones para el gobierno y las sociedades, para la administración inteligente de las cosas comunes, para que entre todos pudiéramos llevar a cabo la labor común de la convivencia. En el plano de lo individual asimismo, estas tradiciones han configurado una gran riqueza en términos de pensamiento humanista y acción solidaria entre los hombres.

Reglas de Juego aceptadas por todos los ciudadanos; eso es lo que tenemos, y eso es lo que debemos respetar para así respetarnos mutuamente y,  lo que es más importante: respetarnos a nosotros mismos.

Hay unas leyes que ordenan y conducen el gobierno y la gestión de los ayuntamientos:

  • La Constitución española, de donde nace todo el entramado legal.
  • Ley de Bases de Régimen Local
  • Ley Electoral Municipal
  • Ley de Haciendas Locales
  • Reglamentos y directrices del Ministerio de Hacienda para Ayuntamientos Intervenidos (Totana)
  • Reglamento de Funcionamiento de los Ayuntamientos.
  • Etc.

La buena voluntad, la inteligencia y el respeto tienen ahí soporte normativo suficiente para desarrollar las funciones, tanto de Gobierno como la de Oposición y Control al Gobierno.

El Gobierno debe someterse a la norma y ser respetuoso en extremo con la Oposición.

La Oposición debe igualmente someterse a la norma y ser respetuosa con el Gobierno.

El “acoso y derribo al oponente” a cualquier precio y de cualquier manera no está escrito en esas reglas de juego. La difamación, la sospecha, la estigmatización, la mentira y las campañas en redes sociales ... solo son engaños y contramedidas para confundir al ciudadano. No debemos contribuir con toda esta basura a enfrentar y dividir a los vecinos y vecinas.

Los vecinos esperan de sus gestores y gobernantes una actitud de diálogo y respeto, también de rigor y verdadero debate político, ¡claro que sí!...

Pero POLÍTICA con mayúsculas, en la que competir por el gobierno, -que eso es la política- no se convierta en una guerra sin cuartel, en un sálvese quién pueda, ni en un diálogo de sordos...

En Totana hay un Alcalde legítimamente elegido (conforme a las reglas de juego existentes); lo que ya no está tan claro es que haya una oposición bien definida, al contrario, parece que hay un catálogo de muestras de partidos políticos muy diversos, que a veces conjugan bien los colores, y a veces no, pero que no parecen aceptar (tal y como prometieron en campaña y en el acto de constitución de nuestra corporación) la legitimidad del Alcalde, pero sí conjugan bien sus posiciones para bloquear y asfixiar la labor de gobierno, eso sí, sin atreverse a poner en marcha  una Moción de Censura con un candidato alternativo, acorde a la posibilidad que le ofrece la Ley Orgánica del Régimen Electoral General.

Lo dicho, espero y deseo que el RESPETO impregne la vida social y política de Totana. Tenemos por delante una oportunidad histórica para que así sea.

Soy uno más, junto a mis compañeros de corporación -José Ruiz Vidal y Manuel Moreno Moreno (Legislatura 1979-1983), en la defensa de una actitud de diálogo y colaboración para salir adelante de esta coyuntura tan amenazante e incierta.

Ginés Carreño Carlos

El Respeto, seña de identidad de Totana - 1, Foto 1

Comenta esta noticia en Facebook

Si quieres realizar algún comentario sobre esta noticia a los administradores de Murcia.com, rellena el siguiente formulario:

Enviar notificación Código: 20201020
El titular de los datos personales, recogidos en este formulario, autoriza expresamente a Alamo Networks, S.L.U. a tratar dichos datos de forma informótica y poderlos incorporar a su base de datos. El usuario podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición de sus datos de carácter personal, en los términos establecidos por la LOPD, en el domicilio fijado en C/ Alamo 8, 30850,Totana (Murcia). Para su mayor comodidad podrá ejercer los derechos también por correo electrónico en la dirección info@murcia.com
Murcia.com
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información