Murcia.com

Discurso íntegro de María Marín, portavoz de Podemos en la Asamblea Regional, durante el debate del Estado de la Región

Fuente:

Debate sobre el estado de la región, 30 de junio 2021

Discurso íntegro de María Marín, portavoz de Podemos en la Asamblea Regional, durante el debate del Estado de la Región

Señor presidente, señorías, señor López Miras. Como hoy le tengo aquí delante, aprovecho para comunicarle personalmente lo que el lunes anunciamos en los medios. En los próximos días le llegará a usted una demanda por colar a un familiar de Teodoro García Egea para una operación, saltándose presuntamente las listas de espera.

Miren que ha habido escándalos de corrupción en esta Región con el sello del Partido Popular. Pero esto supera todos los límites. Colar a sus familiares en un quirófano por delante de otras personas que esperan operaciones igual de urgentes, llegar incluso a jugar con vidas, es algo que solo se puede imaginar de una persona que ya ha perdido cualquier respeto por la gente para la que debería gobernar.

Porque todas las vidas importan lo mismo. Las de los familiares de los cargos del PP valen igual que las del resto. ¿Por qué debería tener prioridad la familia del Secretario General del Partido Popular? ¿Ustedes quiénes se han creído que son? ¡Basta ya, hombre! Basta de gente como ustedes que manejan los recursos públicos como si fueran suyos. Esta tierra no es su cortijo y Podemos va a ser siempre la voz que se lo recuerde.

Pero no pienso perder ni un minuto con sus chanchullos y sus tránsfugas. Tampoco voy a volver a detenerme en ese cambio del Estatuto del Presidente que nos impusieron la semana pasada para que usted pueda seguir en la poltrona. No es necesario, porque la gente de esta Región ya le va conociendo y sabe muy bien de qué pie cojea y cuál es su proyecto. Ese proyecto se llama Fernando y se apellida López Miras. Su único proyecto es usted mismo. Un presidente que en 2020 tenía como prioridad subirse el sueldo y en 2021 cambiar la ley para poder volver a presentarse.

Con esta pandemia todavía amenazándonos y cuando tanta gente necesita el apoyo de nuestras instituciones, en su agenda solo hay escrita una palabra: Yo, Yo, Yo y Yo. Señor López Miras, aunque usted no se lo crea, hay vida más allá de San Esteban y de su ombligo. Hay gente pasando verdaderas necesidades, sectores económicos enteros que esperan su ayuda. Si usted repite o no en el cargo debería ser la última de sus preocupaciones y no la primera. Debería, pero no lo es, como ha quedado demostrado.

Otra cosa que también ha quedado claro después de su intervención ayer es que su ego no le deja ver más allá de su ombligo. Después de escucharle ayer, somos muchas las que hemos llegado a la misma conclusión. Debería haber efectivamente dos debates de la Región de Murcia. Uno para que usted hable de la realidad paralela en la que vive desde que llegó de rebote a la presidencia de la Región de Murcia. Y otro para que hablemos los que tenemos algo que decir de los problemas reales de esta tierra y de sus gentes.

En su realidad paralela, Cortijo-landia, todo funciona a las mil maravillas y si algo está mal siempre es por culpa de otro. Del gobierno de España, de los catalanes, de la DANA, de dos pobres bolivianos, de las pateras, de la moción de censura, de los okupas o del primero que pase por la puerta. Ustedes gobernar no, pero crear señuelos y fomentar el odio lo hacen de maravilla.

Más allá de su mundo de piruleta, sin embargo, en el mundo real, la situación es bien distinta. Aquí sigue la gente con sus problemas y sus necesidades, sin ningún apoyo de su gobierno y sin respuesta. Es de esa gente de la que quiero hablar hoy. De todas esas personas de las que usted se olvidó ayer y de sus demandas.

¿Cómo están nuestras pequeñas y medianas empresas y los sectores más afectados por el Covid? Desengañados y abandonados a su suerte, así es como están.

Ayer usted tuvo tiempo ayer, señor López Miras, hasta de hablar de Cataluña y los indultos, pero ni una palabra sobre nuestros hosteleros, nuestro sector turístico, nuestras pymes, nuestras agencias de viaje, nuestros taxistas, nuestros feriantes y nuestros trabajadores y trabajadoras en ERTE… Ni una palabra sobre tantos y tantos sectores afectados por el impacto del Covid, que van a tardar mucho tiempo en recuperarse. Van a tardar más que en otras regiones por la desidia de este gobierno regional, aunque el impacto de la pandemia haya sido menor que en otros territorios.

Negocios que siguen cerrando y gente que se va a la calle. Señor López Miras, eso está pasando aquí, en la Región de Murcia. Ojalá tuviéramos un presidente que estuviera aquí al cien por cien, centrado en nuestra gente y en sus problemas, y no en hacer de escudero de Pablo Casado y sus ocurrencias. Es una vergüenza, señor presidente, que usted le dedique más tiempo a los catalanes que a los propios murcianos y murcianas en un debate sobre el estado de la Región de Murcia, algo que deja muy claro sus prioridades y su programa para la Región: cero propuestas y muchos gigantes, que en realidad son molinos de viento.

Usted no habló de nuestras pymes, de nuestra hostelería o de nuestro sector turístico, pero no fue algo casual ni un olvido. No habló porque su gestión es de vergüenza. Porque estamos a 30 de junio de 2021 y nadie sabe dónde están esas ayudas que usted prometía y prometía.

Las promesas se las lleva el viento, pero Los números no engañan. El gobierno de la Región de Murcia dio solo 22 millones de euros en ayudas con fondos propios a los sectores más afectados por el COVID en 2020. De esos 22 millones, 12 millones y medio eran fondos del gobierno central.

El 23 de febrero de este año anunciaron a bombo y platillo un segundo plan de rescate. Pues bien, más de cuatro meses después aún no está lista ni la convocatoria. Sus consejeros, el señor Ortuño y la señora Valle Miguélez, volvieron a anunciar esas ayudas el lunes, pero ni rastro todavía de las bases. Un anuncio hecho deprisa y corriendo y que solo tenía una finalidad: que no le pintemos la cara hoy aquí al señor presidente. Pero se la vamos a pintar de todas formas, no se preocupe. Porque no es solo que se hayan pasado cuatro meses de brazos cruzados mientras muchas empresas de la Región se las veían y se las deseaban. Es que las cifras no cuadran. En febrero anunciaron 37 millones de euros en ayudas, 35 de ellos en ayudas directas. Pues bien, a finales de junio ya vamos por 30. Ya se han perdido 7 millones por el camino. A ver lo que queda a mediados de julio, si es que de verdad sale esa convocatoria.

Usted no habló de nuestras pymes, de nuestra hostelería o de nuestro sector turístico, señor López Miras y decía yo que no era algo casual ni un olvido. De esto, que es lo importante, se tiene usted que callar la boca, porque es el gobierno central el que está ayudando a los que usted no ha tenido ninguna voluntad de ayudar durante toda esta pandemia. 142 millones de euros en ayudas directas del gobierno central, más los 12 millones y medio de fondos covid que formaron parte del primer plan de rescate. 154 millones y medio, que son más de 13 veces más fondos que los que ha aportado el gobierno regional.

Pero ustedes no se conforman con no hacer nada. Tienen que boicotear cualquier ayuda que venga de otros. "Cuanto peor, mejor", esa es la máxima de los políticos mediocres. No tienen iniciativas, pero tampoco pueden permitir que otros las tengan. Usted y su gobierno, señor López Miras, están boicoteando activamente las ayudas directas del gobierno de España a los sectores afectados por el covid. Sí, señor López Miras. El gobierno central ha enviado los fondos. 142 millones de euros en ayudas directas es el mayor flotador de nuestra historia para las pymes de la Región de Murcia. Pero el gobierno regional también tiene que hacer su parte, que es muy simple: la difusión y la tramitación de esas ayudas, una parte con la que no está cumpliendo.

Nunca hubo tantos fondos, pero nunca se habían tramitado con tan poca publicidad y tanta desgana. Ustedes están poniendo en riesgo los más de 90 millones de euros que quedan por repartir. No son cifras, es el futuro de muchas familias y de muchos empleos. Es lo que pasa cuando se pone al frente de la Consejería de Empresa y Empleo a una señora cuyo único mérito es haber apuñalado a sus compañeros de partido por la espalda. Ahora este gobierno le ha dado una misión aún más ingrata. Cuando tantos negocios se han endeudado y se hunden sin ayuda, el gobierno central les lanza un flotador. Pero López Miras y Valle tienen otro plan. Cargar el barco con piedras. ¿Se puede ser más miserable?

Durante estos meses nos hemos reunido con muchos sectores afectados por el Covid, con pequeñas y medianas empresas de esta Región de ámbitos tan distintos como el transporte o la madera, con los autónomos… y cada vez son más los que tienen muy claro quién está dispuesto a ayudar y quién se dedica solamente a la propaganda. Ahí están los números. Las ayudas del gobierno de López Miras a 30 de junio de 2021 son 11 millones y medio de euros, una miseria. Las ayudas del gobierno central 154 millones y medio. Las ayudas directas con fondos propios de otras comunidades como la valenciana, con un gobierno de PSOE y Podemos, 280 millones de euros. Señor López Miras, ya que usted no sabe, tome nota y aprenda. Es usted joven y aún no es tarde.

Hemos hablado de nuestras pymes y de los sectores más afectados por el Covid, pero hay muchos más olvidados por las políticas de este gobierno regional. Los olvidados son los más, tantos que son mayoría, la mayoría social a la que pertenece esta tierra que administran solo unos pocos en su propio interés. No habló usted de ellas y ellos, pero yo sí que lo voy a hacer hoy.

¿Cómo están las mujeres de la Región de Murcia? Señor López Miras, ni una palabra sobre políticas de Igualdad y Mujer ayer en su discurso, ni una palabra sobre la mitad de las personas de esta Región. Eso también es machismo, machismo institucional. Las mujeres hemos sido las grandes olvidadas de la historia y ayer usted dio una prueba de que esa pesada losa aún sigue estando ahí. Las mujeres de la Región no tenían hueco en su discurso ni merecían un minuto de su atención. Pero, ¿qué va usted a decir después de lo que hemos visto y oído? Se tiene que callar la boca, ¿qué va a hacer si no?

Las mujeres de la Región estamos indignadas. Hartas de que pisoteen nuestros derechos. Cansadas de que los intereses de una minoría de fanáticos valgan más para este gobierno regional que los derechos que nos reconoce la ley. Tenía que salir en medios nacionales para que alguien nos oyera, pero es un tema que llevamos años denunciando. Ya en 2017 Podemos registró una moción en esta Cámara exigiendo que se cumpliera la ley orgánica de salud sexual y reproductiva de 2010 y que se eliminaran las trabas a la Interrupción Voluntaria del Embarazo. Ahora por fin toda España ha podido ver el gobierno de la Región de Murcia maltrata a las mujeres de esta tierra. Esto también es violencia, señorías. Esto es violencia machista. Es machismo institucional y del más perverso. Porque se ensaña con las más débiles y con las que más protección necesitan.

Nuestro sistema público de salud les da la espalda. Las envía a clínicas privadas, sin ninguna garantía. Pone en riesgo su salud y sus vidas. Las destierra incluso fuera de la Región. Solas y a cientos de kilómetros de casa, en uno de los peores trances que puede vivir una mujer. ¿Y todo por qué? Por órdenes de arriba, como reconocen los propios médicos. Y arriba del todo, señor López Miras, está usted atornillado al trono de San Esteban. Es usted el que está al frente de un gobierno machista enemigo de los derechos más fundamentales que podemos tener las mujeres, que son la propia seguridad y la facultad de tomar las decisiones que solo nos atañen a nosotras, sin tutelas ni jueces, dentro del marco que establece la ley.

Pero no es solo el aborto. La Región de Murcia sigue a la cabeza en el triste ranking del número de mujeres víctimas de violencia de género. Trimestre tras trimestre y año tras año. En el primer trimestre del año pasado teníamos la segunda tasa más alta por comunidades autónomas con 1.499 denuncias, 19,8 por cada 10.000 mujeres, 5,4 puntos por encima de la media estatal. Este año ya somos la primera, con un número de denuncias en los juzgados de violencia sobre la mujer prácticamente idéntico.

No son casos aislados. No son lobos solitarios. No son enfermos. Cuando estos datos se repiten sistemáticamente y siempre señalan a la Región de Murcia, es porque estamos ante un problema muy evidente, una violencia machista estructural que exige soluciones igual de estructurales.

Pero no. Su gobierno hace tiempo que decidió ir en dirección contraria. Pactar con la ultraderecha que niega la violencia machista. Ponerle la alfombra roja en las instituciones. Y por supuesto criminalizar al movimiento feminista y a las mujeres que luchan por sus derechos. El gobierno de la Región de Murcia solo ha pedido en 2021 que se prohíba una manifestación. Con las manifestaciones de pijos en mercedes por la Gran Vía no había ningún problema. Con el mitin de Vox en la plaza de la catedral tampoco dijeron nada. Pero el 8M no. Porque que las mujeres tengan derechos molesta.

Con esa decisión, señor López Miras, usted se terminó de retratar por si a alguien le quedaba alguna duda. Es usted un machista al frente de un gobierno machista, del que las mujeres no podemos esperar nada. Un ejemplo más. Su famosa Estrategia 2019-2021 para la eliminación de la brecha de género. Anunciaron 36 medidas y un presupuesto de 24 millones. Cero euros en los presupuestos de 2019. 40.000 euros en los presupuestos de 2020. Cero euros en los presupuestos de 2021. En total un 0,16% de lo anunciado. 0'16%. ¿Es usted o no un machista al frente de un gobierno machista? Ahí están los datos para que la gente se haga su propia opinión.

¿Cómo están las personas LGTBI de la Región de Murcia? Hartas también de sentirse primero ignoradas y después despreciadas. 5 años han tardado los gobiernos del PP en poner en marcha el Observatorio regional contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género que establecía el artículo 5 de la Ley de Igualdad Social de 27 de mayo de 2016. ¡5 años!

Pues bien, la Consejería de Igualdad decide convocar la primera reunión del Observatorio el 28 de junio, coincidiendo con otros actos que los colectivos ya habían programado para esta Semana del Orgullo. Y a pesar de que los colectivos solicitan cambiar la fecha, la reunión no se aplaza. Así tenemos un Observatorio LGTBI sin personas ni colectivos LGTBI. Así funciona el sindicalismo vertical de Franco, no de Francisco Franco, sino de Isabel Franco.

Y usted no puede decir ni hacer nada, señor López Miras, para frenar este insulto a la inteligencia. No puede, porque le debe a la señora Franco ese sillón al que tanto cariño le ha cogido.

El paso lógico, después de retrasar un lustro el Observatorio contra la discriminación, es controlarlo desde dentro o, si no, hundirlo. Al fin y al cabo, una de las funciones principales que la ley de Igualdad Social atribuye al Observatorio es precisamente la de elaborar un Plan integral sobre educación y diversidad LGTBI. ¿Qué plan integral educativo van a poner en marcha una consejera y una Región que han sido noticia en toda España por ser la primera en aprobar la censura parental en las aulas? La educación para la diversidad LGTBI y el gobierno facha de la Región de Murcia son un oxímoron. Agua y aceite. Por eso, desde aquí, le envío todo mi apoyo a esos colectivos que se dejan la piel todos los días, desde hace muchos años, defendiendo los derechos de las personas LGTBI y que se sientan en ese Observatorio. Paciencia y ánimo.

Hemos superado muchos obstáculos y volveremos a superarlos. Desde el convencimiento siempre, y no desde el cálculo electoral, compañeras del Partido Socialista. Este es un mensaje también para las jerarquías de un partido a las que les cuesta demasiadas veces dar ese paso más allá que la gente espera de nosotras. Unidas somos más fuertes. Desde el convencimiento más profundo en que los derechos humanos no se negocian, se legislan. Por eso este año hemos convertido en realidad el clamor del Orgullo por una Ley Integral Trans Ya, una ley que ya es una realidad y que es también una ley feminista, señora Alarcón. No tenga usted ninguna duda.

En un debate sobre el estado de la Región de Murcia, un presidente mínimamente serio debería hablar también de los trabajadores y las trabajadoras de la Región. ¿Qué medidas va a tomar este gobierno para mejorar su situación, que ya era preocupante antes de la crisis y ahora corre el riesgo de agravarse aún más? No lo sabemos, porque el presidente López Miras no les dedicó ni una sola palabra. Podía haber apoyado la subida del Salario Mínimo Interprofesional, pero no lo hizo. A ver cuando entiende usted que los trabajadores no queremos deducciones fiscales que suponen una miseria para los que menos ganan y un auténtico regalo a los que más tienen. Queremos ganar un salario justo que nos permita vivir dignamente, ni más ni menos.

Podía también haber urgido a la patronal para que se renueven de una vez convenios colectivos como el de la hostelería, si quiere apoyar de verdad a los trabajadores de este sector. Podría haber hablado del nivel de desempleo y de los planes de su gobierno para reducir el paro, pero ¿de qué va a hablar, si nunca ha tenido ningún plan más allá de asegurarse su propio sillón y colocar a los suyos? Ni una palabra tampoco sobre las condiciones de esclavitud que se están destapando en la agroindustria de la Región de Murcia desde que se hacen inspecciones de trabajo. Una quincena ya de operativos y casi 200 detenidos. Pero todo eso no existe en su mundo, señor López Miras. Le va a dar una torticolis un día de estos de tanto mirar a otro lado.

Y sin embargo, ahí está la Región de Murcia, con el tercer salario medio anual más bajo de toda España. Ahí están los informes de Cáritas que denuncian que somos también la tercera comunidad con mayor porcentaje de trabajadores pobres, casi un 20%. Porque en la Región se sufre especialmente la temporalidad y el empleo a tiempo parcial, que afecta a casi el 15% de todos los trabajadores, una parcialidad que en la mayoría de los casos no es deseada. Sabemos además cuáles son los sectores más afectados por la precariedad: la agricultura, la hostelería, los cuidados…

Pero usted de eso tampoco tenía nada que decir ni ninguna propuesta que hacer. El drama de la gente de nuestra Región que no llega a final de mes ni trabajando de sol a sol, eso no va con usted. Su prioridad son los catalanes, porque para los murcianos y las murcianas de carne y hueso, para solucionar sus problemas y responder a sus necesidades, para eso usted no tiene ni una triste propuesta.

Hablemos también de Sanidad. ¿Cómo está nuestro personal sanitario? No se puede hablar del estado de la Región sin que tengan en este debate un lugar de honor. Fueron nuestros héroes durante la pandemia, pero poco ha tardado usted, señor López Miras, en cambiar los aplausos por las tijeras. Usted vino ayer a la Asamblea con un gran anuncio: 4.500 nuevos contratos realizados exclusivamente para el verano, que se complementan con otros 2.500 profesionales que se han contratado este año para reforzar las plantillas frente al Covid. En total, unos 7.000 efectivos.

Lo comparamos con otros años. Titular de 2019 de Redacción Médica. "Murcia abre este verano el 90% de los consultorios y ficha 6.500 profesionales". La diferencia con 2021 es insignificante: apenas 500 profesionales, cuando esta pandemia aún no ha pasado y vuelven a subir diariamente los contagios. 500 míseros profesionales más cuando, con el dinero del fondo covid del gobierno de España, han aumentado 260 millones el presupuesto regional en Sanidad. Ya lo dijimos en el debate de presupuestos. Ese dinero no irá a reforzar las plantillas ni a mejorar sus condiciones. Va a ir a pagar facturas guardadas en los cajones y maquillar el déficit estructural del Servicio Murciano de Salud, un auténtico coladero para los chanchullos del PP, como viene advirtiendo en sus informes el Tribunal de Cuentas.

Ninguna propuesta para estabilizar al personal interino, cuando ellos lo han dado todo para salvar vidas. Es tal el nivel de desidia, que llegamos al verano con las bolsas todavía sin actualizar desde 2019, porque no han sido capaces ni de actualizar los méritos. La experiencia de la generación de sanitarios que se ha enfrentado a la mayor pandemia de nuestra historia, a día de hoy, no les vale de nada y es por su ineptitud. ¡Y aquí no dimite nadie!

Esa es la política del día a día, señor López Miras, esos son los problemas que afectan a la gente. Pero para eso usted no vale. Gestionar le queda muy grande.

No puede haber un Debate sobre el Estado de la Región sin recordar a las víctimas del Covid, 1607 ya. Usted las nombró ayer y yo tengo que recordarle que el mejor homenaje es hacerles justicia. Aquí la primera ola tuvo un menor impacto. Fue la tercera ola la que provocó más de un millar de muertos. Y fue usted el que se saltó las recomendaciones del Ministerio de Sanidad por su cuenta y riesgo. Fue usted el que decidió ampliar el límite de personas en reuniones familiares y los horarios del toque de queda. Es usted, señor López Miras, el primer responsable de esa tercera ola en la Región de Murcia.

Y aunque este se haga el indignado, refunfuñe y estalle en lágrimas de cocodrilo, usted lo sabe perfectamente. Por eso no quiere rendir cuentas. El pasado 10 de febrero le solicitamos una cosa muy sencilla: los informes epidemiológicos y sanitarios que avalaron las peticiones de la Región de Murcia en el Consejo Interterritorial de Salud del 25 de noviembre de 2020 para saltarse las normas. El plazo que establece el reglamento de la Asamblea para responder a esa solicitud es de 15 días. Dos meses después, el 9 de abril solicitamos amparo a la Presidencia para que se cumpla con el derecho a la información de los diputados. Hoy, casi 5 meses después, seguimos esperando. Como seguimos esperando 5 meses después la lista de vacunados, una lista que en la ciudad autónoma de Ceuta se facilitó a los diputados y diputadas en menos de una semana.

En la Región de Murcia se incumplen sistemáticamente las mínimas garantías democráticas. No solo es la compra de voluntades y el mayor episodio de transfuguismo que nunca se había vivido en una comunidad autónoma. Es también la violación de los derechos fundamentales de los diputados. No hay democracia si los diputados y diputadas no podemos recabar la información que necesitamos para controlar la acción del gobierno. Usted es responsable de eso, usted es el que da las órdenes. Usted, señor López Miras, es un sátrapa, un tirano, un peligro para la democracia, un dictador en potencia.

No nos quiere enseñar esos informes, porque no los tiene. Porque lo hemos pillado otra vez. Porque usted se saltó las normas del Ministerio de Sanidad porque sí, como parte de su estrategia de confrontación con el gobierno central, buscando el rédito político. Estrategias de cálculo político que cuestan vidas humanas. ¡Qué cara nos ha salido y qué cara le va a salir a esta Región su ambición desmedida, señor López Miras!

Ni una palabra ayer tuvo usted tampoco para los familiares de fallecidos en residencias. Primero se apropiaron de su dolor para atacar a Pablo Iglesias. Después bloquearon una comisión de investigación sobre lo sucedido en las residencias de la Región de Murcia. Fue el pasado 11 de noviembre. Prometieron a continuación un cambio en el modelo de residencias. Pero a la hora de la verdad nada de nada. Después de 319 muertes y de todo lo que ha trascendido sobre la lamentable situación de nuestros mayores en algunas residencias, nada ha cambiado. No se ha revisado ni un solo convenio, ni se ha invertido un euro para reforzar el sistema público. Al contrario, se premió a los grandes fondos dueños de residencias con 4 millones de euros, a pesar de que en algunas hubo decenas de muertos y una gestión negligente.

Pero usted tampoco habló de nuestras residencias. Para qué, ¿con este panorama? Han bastado unos meses para que nuestros mayores fallecidos en residencias ya no merezcan ni su recuerdo, pero le vamos a refrescar la memoria cada vez que tengamos oportunidad y esperamos que también aquí llegue pronto la acción de la justicia.

Hay muchos más problemas de la Región que usted no mencionó, porque no tuvo tiempo, o porque no le dio la gana. Ni una palabra sobre la situación de los más pobres. Ahí sigue sobre la mesa el II Pacto de Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión Social que su partido firmó en mayo de 2019 y que parece que tampoco tiene ninguna intención de cumplir. Mientras tanto casi uno de cada tres murcianos vive en la pobreza, 473.000 personas. Pero eso a usted le entra por una oreja y le sale por otra. A lo sumo, utiliza a los más necesitados para criticar el Ingreso Mínimo Vital del gobierno, que ya reciben 8.600 familias murcianas y casi 25.000 beneficiarios, después de un año de su implantación. La Renta Básica de Inserción de la Región de Murcia, en cambio, apenas llegaba a 6.000 familias después de 14 años. Otro tema por lo tanto del que usted no habla, porque sabe que le trae más a cuenta darse un punto en la boca.

Ni un mínimo gesto tampoco, señor presidente, contra los últimos ataques racistas en la Región. Ataques que cuestan vidas como la Younes Bilal, un mazarronero más, aunque hubiera nacido al otro lado del Estrecho en las huertas de Beni Melal.

Lo avisamos mil veces. Con la ultraderecha no se discute ni se negocia. Si no aprendemos de otros países, sin un cordón sanitario de todos los demócratas, la ultraderecha acaba por destruir las bases de cualquier convivencia. No nos escucharon. Les pusieron la alfombra roja. Tragaron primero con sus discursos homófobos y con el pin parental. Les han comprado también el discurso xenófobo. Usted, señor presidente, ha señalado a las pateras y a los inmigrantes bolivianos por haber traído el virus a la Región, para no asumir sus propios errores ¡Cómo se va a desmarcar usted entonces de la ultraderecha si usted, cuando le conviene, es capaz de utilizar el racismo a su favor de la misma manera que lo hacen los de Vox!

También hemos echado en falta sus propuestas sobre educación. ¿Cómo están nuestros docentes, después de un curso y medio marcados por la pandemia, multiplicándose para los alumnos presenciales y los que están en casa, sin medios y prácticamente sin refuerzos? Pues se puede usted imaginar cómo están y por eso de nuestros docentes no dijo ni pío. El curso que viene vuelve por tanto la nueva vieja normalidad, esa en la que la Región de Murcia tiene una de las tasas más altas de alumnos por aula y una de las tasas más bajas de profesores por alumnos. No es ninguna casualidad. La Región de Murcia es la que más docentes ha perdido en la última década, un 13,6% de su plantilla de docentes no universitarios, un docenticidio que repercute como no puede ser de otro modo en la calidad de la enseñanza. Mucho bilingüismo, pero se olvidan de lo más importante para reforzar nuestro sistema educativo: invertir en más profesores para que puedan dedicar más atención a cada alumno y sus necesidades. En eso, son los reyes de los recortes. Mucho lazo naranja, mientras dejan al sistema público de enseñanza sin recursos.

Y no quiero terminar sin hablar de otros olvidados. Los vecinos y vecinas del Mar Menor. Ayer, señor presidente, en un nuevo ejercicio de contorsionismo, se puso usted a buscar responsables de la pesadilla que está viviendo nuestro Mar Menor. "Es patrimonio de TODOS. Está en manos de TODOS el contribuir en la recuperación del ecosistema y su protección", dijo usted exactamente. De todos y de nadie, le faltó por añadir. Porque esa es su jugada de siempre. Disparar a un lado y a otro, echarle la culpa a la Confederación Hidrográfica, al Ministerio o a una DANA, para no asumir ninguna responsabilidad. De las inversiones que prometió para el Mar Menor y recogió en los presupuestos en 2020 también se olvidó ayer. ¿Para qué iba a abrir la boca si no ha ejecutado ni el 80%?

Sobre la mal llamada Ley de Protección y Recuperación del Mar Menor silencio también absoluto. Ya la tienen muerta y amortajada, lista para enterrarla en cuanto se pase el verano y la gente no esté en la playa. Era una ley insuficiente, pero nació además condenada por la nula voluntad de aplicarla. En su fuero interno usted sabe muy bien que al lobby de la agroindustria no se le toca. Perro no come perro y ese lobby es a día de hoy uno de los más importantes que le sostiene. Por eso ni filtros verdes, ni control de nitratos, ni reversión de los regadíos ilegales, ni nada de nada. Todo era una gran mentira. Valcárcel, Pedro Antonio Sánchez y ahora también Fernando López Miras. Que lo sepan los vecinos y vecinas del Mar Menor. Esos son sus asesinos.

Ayer nos dijo usted que priorizaría las reservas marinas, un anuncio sin credibilidad ninguna, cuando rechazan sistemáticamente la creación de un Parque Regional o Reserva del Mar Menor, que solo dependería de su voluntad y cuya gestión crearía cientos de empleos en la zona. Claro que el Mar Menor es responsabilidad de todos. Pero es una competencia exclusiva de este gobierno regional crear ese Parque Regional y lo podría hacer en cuestión de semanas. Ojalá se diera usted la misma prisa que se da para cambiar las reglas y agarrarse al sillón, que para legislar en favor de la protección del Mar Menor y tratar de ayudas a su gente.

Mientras tanto su consejero y accionista de puertos, el señor Díez de Revenga y venga, sigue a lo suyo. En lugar de solucionar los problemas de fondo, volvemos a los proyectos megalómanos como convertir el Mar Menor en un campo de regatas o unir sus puertos con barcos de pasajeros. Justo lo que le faltaba al Mar Menor para darle la puntilla.

CIERRE

Señor López Miras, mire usted por favor y compruebe que no se ha equivocado de discurso. Porque es el mismo discurso del año pasado y del otro. Usted se empeña en señalar al gobierno central y culpar a otros de todos sus males, pero ese disco está tan rayado que no hay ya quien lo escuche.

Usted ha venido a este debate a contarnos las milongas de siempre. Balones fuera y cuatro medidas cosméticas. Pero más que lo que usted ha dicho, me preocupan sus silencios. El suyo fue un discurso vacío:

-Sin referencias a los sectores económicos más afectados por el Covid, a nuestras pymes y a nuestros autónomos.

-Sin ningún compromiso de más ayudas directas.

-Usted se olvidó también de las mujeres de esta Región y de las personas LGTBI.

-De los desempleados y de todos los que sufren la precariedad laboral.

-De nuestros sanitarios, de los fallecidos por el Covid en residencias y de sus familiares.

-De las familias que viven por debajo del umbral de pobreza, una de cada tres en esta Región.

-De esa Región de Murcia diversa que sufre los ataques racistas causados por los discursos del odio de la ultraderecha.

-De nuestros docentes y de cualquier tipo de refuerzo para el próximo curso.

Y del Mar Menor sí que se acordó, pero para repetir el mismo mantra de siempre y buscarse una coartada para no hacer nada.

Si usted no va hablar aquí de ninguno de estos colectivos, que juntos suman a la inmensa mayoría de la gente de esta Región, ¿a qué ha venido entonces a este debate? Para hablar solo de los catalanes y de los indultos haría bien en presentarse a las elecciones de candidato a la Generalitat y no a las de la Región de Murcia. En este año en la que nuestra gente se enfrenta a tantos retos para reactivar sus economías y sus vidas, es patético que tengamos a un presidente que ya no distingue entre un mitin de su partido de un acto institucional como es este Debate sobre el Estado de la Región. Un presidente al que le pagamos todos los murcianos y murcianas, pero que parece más preocupado por lo que pasa en Cataluña o en Bruselas, que de los problemas a los que tiene que enfrentarse la inmensa mayoría de nuestra gente.

Se lo diré entonces en catalán a ver si me escucha: ¡Visca la Región de Murcia! ¡Y que visca también mi tierra de Cartagena! Esta Región es mucho mejor de lo que son sus gobernantes. Después de 26 años la tienen sumida en la pobreza, a la cola de todos los índices educativos y de bienestar social, a la cabeza en violencia machista y ataques racistas.

Pero un modelo de Región que excluye sistemáticamente a la mayoría de su población no puede durar mucho. Las mujeres de esta Región, nuestras pymes en dificultades, los trabajadores que sufren la precariedad, las personas LGTBI, nuestros docentes y nuestros sanitarios, los vecinos y vecinas del Mar Menor y un largo etcétera…Todos los olvidados en el discurso del presidente, son una mayoría social que aún no tiene una dirección y un nombre pero que más temprano que tarde se alzará con una sola voz para recuperar la Región que les pertenece. Estaremos como siempre a su lado para demostrar que sí se puede, claro que se puede. Torres más altas han caído, como han caído también todos los tiranos que alguna vez se creyeron eternos.

Discurso íntegro de María Marín, portavoz de Podemos en la Asamblea Regional, durante el debate del Estado de la Región - 1, Foto 1
Murcia.com

Comenta esta noticia en Facebook

Si quieres realizar algún comentario sobre esta noticia a los administradores de Murcia.com, rellena el siguiente formulario:

Enviar notificación Código: 202272
El titular de los datos personales, recogidos en este formulario, autoriza expresamente a Alamo Networks, S.L.U. a tratar dichos datos de forma informótica y poderlos incorporar a su base de datos. El usuario podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición de sus datos de carácter personal, en los términos establecidos por la LOPD, en el domicilio fijado en C/ Alamo 8, 30850,Totana (Murcia). Para su mayor comodidad podrá ejercer los derechos también por correo electrónico en la dirección info@murcia.com